Zaragoza.- El Hospital Clínico y el programa PROA diseñan un protocolo para pacientes alérgicos a la penicilina
Zaragoza.- El Hospital Clínico y el programa PROA diseñan un protocolo para pacientes alérgicos a la penicilina DGA - Archivo

Este estudio, gracias al cual se ha optimizado la elección del antibiótico para cada paciente y se han depurado las falsas alergias a la penicilina, supone un considerable ahorro en medicamentos y en complicaciones de pacientes ingresados debido a una infección grave, según ha informado el Gobierno de Aragón.

Así, entre 2016 y 2017 se han estudiado 158 pacientes, de los que han completado el estudio 113 (71 por ciento). Se ha retirado la etiqueta de alergia penicilina a 91 (81 por ciento) y se ha confirmado en 22 (19 por ciento). De estos últimos, 13 (60 por ciento) han recibido alternativas con penicilinas diferentes. En total se ha podido tratar al 92 por ciento de estos pacientes con algún tipo de penicilina.

En concreto, se ha conseguido que en 9 de cada 10 pacientes se logre aplicar el antibiótico betalactámico óptimo para su infección, y en 8 de cada 10 pacientes se consigue la retirada de la falsa etiqueta de alergia a penicilina, lo que será muy beneficioso para futuros tratamientos, incluso fuera del hospital.

Este estudio realizado por los alergólogos del Hospital Clínico ha resultado ser seguro y efectivo. Además, supone un considerable ahorro en medicamentos y en complicaciones de los pacientes que están ingresados en el hospital con una infección importante lo que lo convertiría en exportable a otros centros hospitalarios de Aragón.

DIAGNÓSTICO LO MÁS EXACTO POSIBLE

De las personas que creen ser alérgicas a la penicilina, solo lo son alrededor de un 20 por ciento. Por este motivo, el diagnóstico de alergia a penicilina debe ser lo más exacto posible, y los alergólogos realizan los estudios necesarios con el objetivo de retirar la falsa etiqueta de alergia a penicilina que tienen el 80 por ciento de los pacientes restantes.

En pacientes ingresados en el hospital la etiqueta de alergia a la penicilina alcanza una mayor trascendencia y condiciona un aumento de las infecciones multiresistentes, y una mayor duración de la estancia y los costes hospitalarios.

En este novedoso abordaje, liderado por la doctora Mar Garcés, han participado todos los facultativos, médicos residentes y enfermeras del Servicio de Alergia del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, que dirige Carlos Colás en colaboración con PROA, coordinado por José Ramón Paño.

La alergia a los medicamentos constituye la primera causa de consultas al Servicio de Alergia de los pacientes ingresados, y la segunda después de la rinitis y asma alérgica de las consultas externas. La investigación en este campo intenta encontrar la forma de realizar el estudio alergológico de estos pacientes "in vitro", es decir, en el laboratorio, pero los resultados no son satisfactorios hasta la fecha.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.