Imagen De Contenedores En Una Calle De Logroño
Imagen De Contenedores En Una Calle De Logroño EUROPA PRESS - Archivo

En 2018, cada riojano separó 16,9 kg de envases en el contenedor amarillo, lo que supuso un aumento del 10,5 % con respecto a 2017. Además, la cantidad de papel y cartón separada en el contenedor azul también experimentó un aumento del 5,5% con respecto a 2017, gracias a que se separaron 24,9 kg por habitante en el contenedor azul.

"Estos resultados han sido posibles gracias a un sistema de reciclaje que integra a toda la sociedad riojana: ciudadanos, ayuntamientos, empresas y organizaciones civiles. Todos ellos están muy comprometidos con el cuidado y la conservación de la enorme riqueza natural de esta tierra, y gracias a su compromiso y responsabilidad, se han podido reciclar 9.761 toneladas de envases", ha indicado Fernando Blázquez, gerente de Ecoembes en La Rioja.

UN MODELO QUE TIENE EL CIUDADANO EN EL CENTRO.

El esfuerzo conjunto de Ecoembes, el Gobierno de La Rioja, el Ayuntamiento de Logroño y el Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja con los Ayuntamientos que lo componen, los riojanos cuentan con 2.967 contenedores amarillos y 1.473 contendores azules a su disposición. Unas infraestructuras gracias a las que el pasado año, el 98% de los ciudadanos de la región tuvo acceso a la recogida de envases.

Además de facilitar infraestructuras, Ecoembes impulsa numerosas iniciativas de sensibilización y educación ciudadana en La Rioja, de cara a que los riojanos reciclen cada vez más y mejor. Prueba de ello es que en 2018 el Gobierno de La Rioja y Ecoembes aunaron esfuerzos de nuevo para poner en marcha una nueva edición del "Camino del Reciclaje".

Un proyecto medioambiental que busca que los miles de peregrinos que anualmente recorren el Camino de Santiago puedan separar y reciclar los distintos residuos que van generando a su paso por La Rioja, evitando así la basuraleza (residuos generados por el ser humano y abandonados en la naturaleza). Para hacerlo posible, se cuenta con la colaboración de 28 "ecoalbergues" riojanos.

Por otro lado, en 2018 Ecoembes, también junto al Gobierno de La Rioja, puso en marcha el programa 'Terceros en edad, primeros en reciclar', una iniciativa que introdujo el reciclaje en 35 centros de mayores de la Comunidad, entre los que se incluyen residencias, centros de día y centros de participación activa.

El objetivo es hacer partícipe a las personas mayores en el cuidado del medioambiente, convirtiéndoles en embajadores del reciclaje en su entorno familiar y local. Así, se trata de una actividad que busca empoderar en esta materia a un colectivo fundamental para la sociedad, que adquiere una especial trascendencia si se tiene en cuenta que uno de cada cinco habitantes de La Rioja tiene más de 65 años.

También La Rioja ha sido una de las dos comunidades, junto a Madrid, que ha realizado el proyecto piloto de Naturaliza, en el que han participado 75 docentes de 7 colegios. Este nuevo proyecto de educación ambiental tiene el ambicioso objetivo de conseguir una mayor presencia del medio ambiente de forma transversal en el sistema educativo español, llegando incluso a convertirse en una competencia.

Con el fin de contribuir a lograr una sociedad más comprometida con el cuidado del medio ambiente en la que los niños aumenten su contacto con la naturaleza, se articula alrededor de tres pilares fundamentales: la ambientalización curricular, la formación del profesorado y el aprendizaje experiencial fuera del aula.

THECIRCULARLAB, INNOVACIÓN CONSTANTE EN ECONOMÍA CIRCULAR.

En La Rioja se encuentra TheCircularLab, el centro de innovación sobre economía circular de Ecoembes. Se trata de un proyecto pionero en Europa en materia de economía circular que nace con la vocación de aglutinar todas las propuestas que persiguen impulsar las mejores líneas de innovación en el ámbito de los envases y su posterior reciclado.

Para ello, incide en todas las fases del ciclo de vida de los envases: desde su concepción, a través del ecodiseño, hasta su reintroducción al ciclo de consumo a través de nuevos productos.

Gracias a este centro se han lanzado casi 200 proyectos de innovación como A.I.R-e, el primer asistente virtual de reciclaje (que resuelve dudas sobre reciclaje de manera inmediata a través del móvil a cualquier ciudadano); Reciclaje 5.0, un proyecto pionero en Europa que conecta al ciudadano con el contenedor para movilizarle a reciclar más y mejor; o Smart Waste, una plataforma que utilizando el Big Data, sensores, RFID y otras tecnologías, analiza la información para ayudar a los municipios a prestar servicios de recogida de residuos mucho más eficientes.

Los ciudadanos riojanos también han ayudado a aumentar los datos a nivel nacional. En 2018, se reciclaron en España 1.453.123 toneladas de envases domésticos, lo que ha permitido alcanzar una tasa del 78,8%. Así, los envases domésticos se consolidan como los residuos sólidos urbanos (RSU) más reciclados en el país, representando 1/4 del total de lo que se recicla en España y nos sitúa 10 puntos por encima de las cifras establecidas por la Unión Europea para 2030.

Estas cifras han contribuido de manera directa al ahorro de 1,45 millones de toneladas de materias primas y ha evitado que consumamos más de 20 millones de metros cúbicos de agua. A su vez, el reciclaje ha ayudado a reducir el gasto de energía en 6,2 millones de MWH y en 1,6 millones de toneladas de CO2 enviadas a la atmósfera, lo equivalente a más de 53.530 vuelos entre Madrid y Logroño.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.