Radiografía
Imagen de una radiografía en la que se aprecia el cráneo de un hombre perforado por una barra de hierro. Neuron Brain Spine and Critical Care Centre

Sanjay Bahe, un joven albañil indio de 21 años, ha vuelto a nacer. Se encontraba trabajando en una obra en la ciudad de Balaghat, en el centro de India, cuando por accidente cayí a un pozo. En la caída, se clavó en el cráneo una barra de hierro que le atravesó de lado a lado. Pero a pesar de ello, sobrevivió.

Cuenta la CNN que Bahe fue trasladado a urgencia a un hospital local, donde un equipo de seis cirujanos trabajaron para extraer la barra. El objeto había entrado en el cráneo por la región temporal derecha del cerebro y salió por la región frontal izquierda, pero de manera casi milagrosa, el objeto no tocó zonas que hubieran causado un daño irreversible.

El doctor Pramod Giri, jefe del equipo médico, explicó que la cirugía duró 90 minutos. "La vara estaba a escasos milímetros de la ruptura letal de los principales canales de sangre del paciente hacia el cerebro. Eso explica por qué no hubo casi sangre en el incidente. Dar anestesia al paciente en tales casos es difícil. Hicimos lo correcto al colocar la intubación para mantener canales vitales en el cerebro durante la operación. Realicé la cirugía con toda precaución para que no se produjeran daños en las estructuras circundantes", dijo Giri.

"Una complicación que puede ocurrir en tales casos es causar meningitis en el paciente. Afortunadamente, lo está haciendo bien después de la cirugía, y también nos estamos cuidando para prevenir la meningitis", añadió el doctor Giri.