PPCV

Asimismo, ha considerado que esta medida será "un desastre como la ha sido la reversión del Hospital de Alzira (Valencia). Bonig, que ha asistido en l'Alcora (Castellón) a la Rompida de la Hora, ha señalado que la decisión respecto al departamento de salud de Dénia "solo se traducirá en más enchufados, más listas de espera y peor servicios".

"Hoy, un año después, lo único que sabemos del Hospital de La Ribera es que hay más enchufados y que las listas de espera han aumentado un mil por cien. Por lo tanto, ha ido a peor. Estamos delante de un sectarismo ideológico total", ha manifestado la responsable del PPCV.

Isabel Bonig ha indicado que "la resolución, aprobada de forma unilateral, sin hablar, sin consensuar y en contra de los trabajadores que querían dialogar acarreará muchos problemas". Igualmente, ha apuntado que hay un informe del Síndic de Comptes en el que "se destaca que los hospitales que gestionan con el modelo concesional gestionan mejor y tienen un coste un 25 por ciento menor que cualquier otro hospital".

"Este sectarismo lo único que aporta es peor gestión y peor servicio público. A esto nos ha llevado PSOE y Compromís. Ximo Puig destina más dinero no para lo que importa a los valencianos sino para hacer ideología política y para enchufar a los suyos", ha censurado Bonig.

La candidata del PPCV a la Generalitat ha agregado que Puig "anunció 300 millones para acabar con las listas de espera" y ha destacado que "no es creíble porque ha gestionado un presupuesto tan potente como el de la Generalitat y no ha sido capaz de acabar" con ellas. "No nos los creemos", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Castellón.