Un hombre tira a un niño, de 5 años, por un balcón y explica que "buscaba a alguien para matar"

  • Confesó a la policía que su idea era asesinar a un adulto antes de escoger al niño.
  • Tenía antecedentes por delitos menores y mostraba cierta obsesión por las mujeres.
Emmanuel Aranda está acusado de arrojar a un niño por el balcón de un centro comercial de Estados Unidos.
Emmanuel Aranda está acusado de arrojar a un niño por el balcón de un centro comercial de Estados Unidos.
POLICE OF MINNEAPOLIS

Emmanuel Aranda, de 24 años, ha sido acusado de intento de homicidio premeditado por arrojar a un niño por un balcón en Estados Unidos.

Una madre se encontraba con su hijo, de 5 años, y unos amigos en un centro comercial de Minnesota (Estados Unidos) cuando un extraño se acercó a ellos, según los documentos de la policía.

El sospechoso se acercó al grupo y la madre del niño le preguntó si necesitaba que se cambiasen de lugar por estar en medio de su camino. Sin mediar palabra, Aranda agarró al niño y lo lanzó por el balcón del tercer piso.

Las autoridades explicaron que Aranda trató de huir a pie después de arrojar al pequeño, pero fue detenido.

Cuando la policía lo interrogó, les dijo repetidamente que había "ido al centro comercial ese día buscando a alguien para matar, pero que no funcionó". Explicó que había planeado matar a un adulto antes de elegir al niño que se encuentra en estado crítico.

Acosador de mujeres

Aranda ya tenía antecedentes por delitos e incidentes menores y en centro comercial le conocían. "Llevaba años yendo al centro comercial y se esforzaba por hablar con las mujeres, pero había sido rechazado, y eso le hizo atacar y ser agresivo", explica uno de los policías.

En un incidente de julio de 2015, Aranda arrojó objetos desde el nivel superior del centro y destruyó la mercancía que había en una exhibición de belleza. Fue arrestado por tres delitos menores.

En octubre, violaba una orden de no allanamiento y se acercó a una mujer que esperaba fuera de un restaurante. Le pidió que le comprara algo, pero ella se echó a reír y le dijo que no. Aranda la siguió y se sentó en una mesa cerca, donde siguió insistiendo para que la mujer le comprara algo o le diera dinero.

Cuando intervino un agente de seguridad,Aranda se puso violento y le tiró agua y un té a la mujer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento