Según AEMET Las precipitaciones caídas, sobre todo el lunes pasado, la nubosidad y las temperaturas suaves registradas durante esta semana han contribuido a humedecer considerablemente el manto. La ausencia de heladas nocturnas ha evitado la formación de una costra superficial, permitiendo que desde por la mañana haya cierta actividad de aludes de nieve húmeda, en su mayoría de tamaño pequeño.

También se observan algunos canales de lluvia poco profundos. Esta estructura puede desestabilizarse con la lluvia prevista estos días.

Para este viernes se espera que continúen las precipitaciones, que serán en forma de nieve por encima de los 2.100 metros a primeras horas. Con esta situación los aludes más frecuentes serán de nieve húmeda por lluvia.

La situación que se mantiene para el sábado día 20 de abril con riesgo notable de aludes por encima de 2.000 metros. El domingo el riesgo de aludes según la estimación del nivel de peligro en la escala europea será de 2, limitado.

En estas condiciones, desde el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) se advierte que es especialmente peligroso realizar recorridos a pie por la alta montaña, así como la práctica de deportes invernales como el esquí de travesía o la escalada en hielo.

Consulta aquí más noticias de Asturias.