Sin embargo el tiempo sí ha respetado la procesión del Santísimo Cristo de la Luz celebrada en la mañana de este Jueves Santo en Valladolid y que congregó a cientos de personas a pesar de que la organización se vio obligada a acortar el recorrido por la amenaza de lluvia y a devolver la imagen del El Santísimo Cristo de la Luz, talla del imaginero Gregorio Fernández (1630), cubierta por plásticos al Palacio de Santa Cruz.

Por el contrario las inclemencias meteorológicas han obligado a suspender la procesión de la Penitencia y Caridad con el paso del 'Santísimo Cristo de la Preciosísima Sangre' y, finalmente, ha sido sustituida por un Via Crucis en el interior de la Iglesia de Santa María La Antigua.

Tampoco se ha celebrado la procesión de 'La Sagrada Cena' que estaba prevista a las 19.00 horas y su cofradía titular ha decidido celebrar un acto con niños al verse obligada a suspender el acto procesional. En esta procesión estaba prevista la presencia de los pasos de 'Jesús de la Esperanza' y 'La Sagrada Cena', ambos de Juan Guraya Urrutia realizados en 1946 y 1958, que saldrán de la iglesia de San Pedro Apóstol, en Real de Burgos.

Lo mismo ha ocurrido con la Procesión de Oración y Sacrificio de la Sagrada Pasión prevista para las 20.00 horas desde la iglesia del real Monasterio de San Quirce y Santa Julita de Valladolid. En este acto estaba previsto que salieran los pasos de 'Nuestro Padre Jesús Flagelado', atribuido a Antonio de Ribera o Francisco Díez; 'Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas', anónimo del siglo XVII; el 'Santísimo Cristo del Perdón', de Bernardo del Rincón (1656) y 'El Santo Cristo del Calvario', anónimo castellano del XVII.

Por último, también se ha cancelado la Procesión del Santísimo Cristo Despojado, Cristo del camino del Calvario y Nuestra Señora de la Amargura prevista para las 20.30 horas de este Jueves Santo y que estaba previsto que se iniciara en la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol.

En ella estaba previsto que procesionaran los pasos 'Santísimo Cristo Despojado de José Antonio Hernández Navarro (1993) y Nuestra Señora de la Amargura, del mismo autor en el año 2000.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.