Según ha recordado la concejala responsable, Silvia Cameán, el objetivo de este programa "es evitar situaciones de vulnerabilidad social" y tiene por objeto "la prestación de ayuda urgente y puntual a personas que no puede esperar por

otro medio de intervención".

En concreto, la prioridad del programa es prestar ayuda para "garantizar el derecho a una vivienda digna". En concreto, del total de ayudas concedidas el pasado ejercicio, un 89% (380) tuvieron como destino sufragar gastos en viviendas habituales, como es el caso de alquileres, fianzas, anticipos o seguros de impago. Casi un 10% (41 prestaciones) sirvieron para hacer frente a necesidades de mobiliario.

Además, ha indicado Cameán, "distintos indicadores muestran que el programa actúa también como instrumento al servicio de la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres", ya que, por norma general, "un 60% de las ayudas concedidas van a parar la mujeres".

Este año, entre el 1 de enero y 9 de abril, se llevan ya tramitadas ayudas para 111 unidades familiares, por un importe total de cerca de 65.000 euros.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.