Presunto yihadista detenido por plear atentar en Sevilla
Dos agentes de la Policía Nacional, durante el registro de la casa de Sevilla donde residía el presunto yihadista que supuestamente tenía previsto atentar en la capital andaluza y que fue detenido en Marruecos. David Arjona / EFE

La madre del presunto activista yihadista arrestado en Marruecos por planear supuestamente un atentado terrorista durante la Semana Santa de Sevilla ha manifestado que su hijo es "un buen chaval" y que "está limpio, no ha hecho nada".

"Lo juro por Dios", declaró esta mujer a los medios de comunicación desplazados hasta la calle Ortega y Gasset, en el barrio de Su Eminencia, donde el arrestado residía, al parecer, con su familia.

Así, la mujer instó a preguntar a sus vecinos o a sus profesores y compañeros de la Universidad de Sevilla, donde estudia Filología Árabe, para constatar la "vida normal" de su hijo, que "juega al fútbol, estudia, saca buenas notas y busca trabajo".

La madre —su marido y padre del detenido es imán de mezquita— confirmó que desde Marruecos no se les han confirmado los motivos del arresto. Su hijo se había desplazado al país magrebí y allí habló ella con él por última vez el pasado 9 de abril, pues aprovechando unas vacaciones de su trabajo, la mujer se desplazó hasta Marruecos —son de Tetuán— para visitar a su madre enferma.

"No puede ser lo que están diciendo", aseguró, negando haber detectado actitudes fuera de lo común en su hijo ni contactos del mismo con gente radicalizada.

También confirmó que la Policía, tras el registro de su domicilio, procedió a llevarse "libros" de su hijo, "de la Universidad, algunos de ellos en árabe", si bien no requisaron ningún material informático, pues en la casa no se utilizan ordenadores, solo los teléfonos móviles, que les han permitido conservar.