En España se producen aproximadamente 150.000 lesionados al año por accidentes de tráfico, especialmente en periodos vacacionales como la Semana Santa, en las que para el presente año la DGT prevé 3,9 millones de desplazamientos de largo recorrido. "Aunque las lesiones en accidentes de tráfico pueden ser múltiples y muy variadas el 20% de las mismas suelen tener consecuencias en la columna vertebral", asegura el centro sanitario.

El latigazo se produce por el mecanismo de hipertensión brusca del cuello, seguida de una flexión también repentina. "El mecanismo tensional tan violento al que se someten cabeza y cuello tras el impacto genera una tensión máxima e incluso llega a lesionar los músculos y ligamentos del cuello, que son incapaces de resistir esa fuerza brusca de estiramiento, lo que causa el

denominado esguince cervical", explica el doctor especialista de la Unidad de Tráfico del Hospital Quirónsalud Torrevieja, Carlos Puell.

En cuanto a los síntomas de este tipo de lesiones, la jefa del Servicio de Urgencias y especialista de la Unidad de Tráficos del Hospital Quirónsalud Valencial, Mayte Resta, ha destacado "el dolor dorso-cervical, las cefaleas occipitofrontales -que es la sensación de llevar una corona que aprieta-,

la limitación a la movilidad

cervical tanto en rotación como la sensación de no poder soportar el peso de la cabeza, la sensación de mareo y los hormigueos en las manos".

Además, añade que "el hecho de sufrir un accidente de tráfico supone un impacto psicológico que puede producir otra serie de síntomas asociados a situaciones de estrés como puedan ser ansiedad o rechazo a subir o conducir de nuevo un vehículo"

Los accidentes de tráfico, debido a las fuerzas de aceleración y desaceleración, pueden producir lesiones agudas o complicar lesiones preexistentes. La valoración e instauración de un tratamiento precoz es esencial para minimizar las secuelas físicas.

Como aconseja el doctor Diego Gómez, especialista de la Unidad de Tráfico y médico rehabilitador de Quirónsalud Murcia, "desde el punto de vista médico es imprescindible que todo paciente implicado en un accidente de tráfico acuda a una valoración médica urgente, sea cual sea la gravedad que presenten sus lesiones".

El periodo de recuperación para este tipo de lesiones puede ir desde los dos meses hasta un tiempo mucho más prolongado y difícil de determinar. Su tratamiento se basa en la combinación de analgésicos y antiinflamatorios con terapia rehabilitadora, como ultrasonidos, corrientes, ejercicios de cuello y normas de higiene postural.

"Pero a pesar de que los tratamientos hayan sido los adecuados, a veces, y por múltiples motivos, los esguinces cervicales no se curan y pueden dejar variadas secuelas, como dolor cervical, mareos y cefaleas. Cualquier lesión, por muy leve que sea, si no se trata adecuadamente y por el equipo de profesionales indicado, corre el riesgo de convertirse con el paso del tiempo en una secuela definitiva", apunta el doctor Puell.

Consulta aquí más noticias de Valencia.