Según ha detallado la Policía Nacional, los hechos de los que se acusa a este hombre tuvieron lugar este martes en torno a las 6,10 horas en la calle viguesa Numancia donde, supuestamente, él causó graves lesiones en la cabeza a la víctima. Los agentes, que habían sido contactados por un particular, se desplazaron hasta el domicilio, en el que encontraron a la víctima en el suelo y, a su lado, a su hijo de once años.

Posteriormente, la mujer fue trasladada al hospital y su hijo detalló a los policías que se había despertado al escuchar los gritos de su madre al ser agredida por el hombre que, supuestamente, había huido tras los hechos.

Tras trasladar al menor junto a una conocida de la víctima y proceder a la custodia de esta en el hospital, se contactó con distintos cuerpos policiales y de la Guardia Civil.

Este miércoles a las 10,00 horas se localizó en Ourense el vehículo en el que había huido el presunto agresor, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia en la zona con unidades de paisano de la Policía Judicial. Posteriormente, en torno a las 13,00 horas, un vigilante de seguridad de la estación de tren contactó con la Comisaría de Ourense y notificó que el individuo se encontraba en ese lugar.

Finalmente, los agentes se desplazaron hasta la estación, detuvieron al presunto agresor y lo trasladaron al juzgado de guardia de la ciudad. Además, las actuaciones se han puesto en conocimiento del juzgado de guardia de la ciudad de las Burgas y del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer número 1 de Vigo.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.