Britney Spears no logra poner remedio a su celulitis

  • La cantante lleva un año luchando contra el exceso de grasa.
  • Hce un año se sometió a una liposucción, pero ha vuelto a ganar peso.
  • Esta semana también se ha conocido que tendrá que pagar una millonada a los abogados de su ex marido.
Britney no logra poner freno a la celulitis. (DAILY MAIL)
Britney no logra poner freno a la celulitis. (DAILY MAIL)

Britney Spears se encuentra en pleno proceso de recuperar la estrella que perdió desde que fuera madre. A partir de ahí, cientos de incidentes relacionados con su adicción al alcohol y drogas y constantes escándalos en torno a su relación matrimonial, la custodia de sus hijos y su estado mental, ha hecho que la reina del pop pasase a convertirse en el centro de las miradas de la prensa rosa de medio mundo.

En su edición digital, Daily Mail, recoge unas instantáneas tomadas esta semana a Spears, donde puede verse a la cantante luciendo una preocupante celulitis, a la que está, sin éxito, tratando de poner remedio desde que hace un año se sometiese a una liposucción.

El divorcio de nunca acabar

También se ha conocido esta semana que la cantante tendrá que pagar 375.000 dólares a su ex esposo Kevin Federline para que ponga al día los honorarios de su abogado, ordenó el lunes un juez en Los Ángeles, según recogió la agencia AFP.

Esta suma elevó a cerca de un millón de dólares el costo que ha desembolsado Spears durante la batalla judicial iniciada desde su divorcio por la custodia de sus dos hijos.

La decisión del juez Scott Gordon se produjo una semana después de que los abogados de Spears y Federline se enfrentaran sobre el monto de estos pagos. El defensor de Federline reclamó 500.000 dólares, mientras que el abogado de Spears buscó que se acordara un pago de 175.000 dólares.

Además, Spears debe aproximadamente 600.000 dólares a sus ex abogados, indicó el sitio de internet TMZ.com.

El divorcio entre Spears y Federline fue validado en 2007, pero ambos siguen enfrentados en torno a la custodia de Sean Preston y Jayden James, de dos años y medio y un año y medio respectivamente.

Desde su separación de Federline en 2006, Britney Spears -que fue de 2000 a 2005 la cantante mejor pagada del mundo- no ha cesado de acumular reveses judiciales, artísticos y personales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento