El sector metalúrgico gallego cerró 2018 con una facturación de 13.400 millones y un aumento del 3,4 % de empleo
El sector metalúrgico gallego cerró 2018 con una facturación de 13.400 millones y un aumento del 3,4 % de empleo PAULA JUSTO-EUROPA PRESS

El sector metalúrgico gallego cerró el año 2018 con una facturación de algo más de 13.400 millones de euros, y con un aumento del 3,4 % en el empleo, con más de 66.600 trabajadores, según los datos del informe anual presentados este miércoles por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime).

El secretario de la asociación, Enrique Mallón, ha explicado que, además del aumento de la facturación (en un 3 por ciento) y del empleo, también se ha incrementado en un 3 por ciento el número de empresas, llegando hasta las 3.777.

En la misma línea, la balanza comercial ha dado resultado positivo, con un incremento del 5,7 % en las exportaciones (por valor de 8.435 millones de euros) y un aumento de las importaciones del 12,3 %, aunque con menor valor (8.054 millones).

Por todo ello, Mallón ha concluido que el 2018 ha sido "un buen año" para el sector, con unos datos de afianzan esta industria como la número uno en aportación al PIB gallego, y práctimente en las mismas magnitudes de antes de la crisis.

FALTA DE PERSONAL

No obstante, ha advertido de que estas industrias no están "libres de amenazas", y ha citado, entre las debilidades que pueden afectar al sector, la amenaza del 'brexit', el coste energético o la demanda de más personal cualificado.

Con respecto a este último aspecto, Mallón ha reconocido que los planes de formación y el intento de las empresas por "atraer" a trabajadores no ha tenido el éxito esperado y, a día de hoy, todavía hacen falta unos 2.000 operarios en este sector.

CIFRAS POR ACTIVIDAD

El secretario general de Asime ha presentado las cifras de las grandes áreas de actividad del sector, entre las que destacan la automoción-metalmecánica-transporte, con una facturación de 8.572 millones de euros, y un aumento del 10 por ciento en el número de empleos.

La construcción naval, marítima y energías marinas cerraron 2018 con una facturación de 1.325 millones de euros y unos 12.000 trabajadores. En cualquier caso, aunque los astilleros gallegos lograron 15 nuevos contratos y tenían 27 pedidos en cartera, la industria naval todavía no está al cien por cien de su capacidad.

Por otra parte, la construcción de estructuras metálicas aumentó un 2% su facturación el año pasado, y alcanzó casi los mil millones de euros, impulsada en gran medida por el notable aumento en la licitación de obra pública.

Finalmente, en lo que respecta a la aeronáutica y la industria aeroespacial, el 2018 ha sido un "año plano", según Enrique Mallón, ya que apenas se han producido cambios: la facturación se situó en unos 130 millones de euros y el número de trabajadores se ha mantenido.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.