Diputación Álava estima que la nueva residencia para mayores de Lakua podrían estar construida a finales del año 2021
Diputación Álava estima que la nueva residencia para mayores de Lakua podrían estar construida a finales del año 2021 DFA

La Diputación Foral de Álava estima que las obras de la futura residencia para mayores de Lakua (Vitoria), que será gestionada por la cooperativa Arabarren, podrían tener una duración aproximada de dos años, de manera que a finales del verano del año 2021 podría estar finalizada su construcción y a principios del año 2022 podría entrar en funcionamiento.

El Consejo de Administración del Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS), organismo autónomo adscrito al Departamento de Servicios Sociales de la Diputación Foral de Álava, ha dado su visto bueno al convenio de colaboración con la cooperativa de iniciativa social Arabarren para la concertación pública de la totalidad de las 150 plazas con las que contará el nuevo complejo residencial.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de la Diputación, el diputado general de Álava, Ramiro González, ha explicado que con esta decisión, la cooperativa Arabarren ya puede comenzar a trabajar en la solicitud de la licencia de construcción al Ayuntamiento de Vitoria, para lo que cuenta con un plazo de tres meses.

Con el convenio aprobado este miércoles, se culmina la materialización jurídica del nuevo equipamiento y se da un nuevo paso para su construcción y puesta en marcha.

La Diputación alavesa estima que las obras podrían tener una duración aproximada de dos años, de manera que a finales del verano del año 2021 podría estar finalizada su construcción y a principios del año 2022 entrar en funcionamiento.

El objetivo del convenio es incrementar la oferta de plazas residenciales para personas mayores y para personas con discapacidad física en el Territorio Histórico de Álava.

En concreto, el complejo Arabarren, que se ubicará en el barrio vitoriano de Lakua, contará con 100 plazas residenciales y 25 de centro de día destinadas a personas mayores, y otras 25 plazas de residencia para personas con discapacidad física grave.

La cooperativa de iniciativa social Arabarren, integrada en la Corporación Mondragón, se encargará de la redacción del proyecto, ejecución de la obra de construcción y explotación del centro, que tendrá una gestión de modelo cooperativo.

Para ello, esta entidad sin ánimo de lucro contará con el apoyo deLKS Ingeniería S. Coop., que diseñará el proyecto, y del asesoramiento de Igurco Gestión SL. (grupo IMQ), especializado en gestión de servicios sociosanitarios.

La cooperativa tendrá un derecho de superficie de la parcela en la que se levantará el complejo por un plazo de 42 años, ya que se estima que las obras durarán dos años, a los que habrá que sumar otros cuarenta años de gestión del centro. Transcurrido ese plazo, lo construido y las instalaciones revertirán a la Diputación Foral de Álava.

El convenio establece los módulos económicos que abonará el IFBS por cada plaza ocupada, así como las condiciones y requisitos técnicos y asistenciales, y las actividades específicas que deberán ser asumidas por la cooperativa Arabarren.

GESTIONADO POR EL IFBS

El acceso al complejo residencial será gestionado por el Instituto Foral de Bienestar Social, que percibirá de las personas usuarias el precio público correspondiente, al igual que hace en todas las plazas concertadas.

El 75% de las habitaciones de los módulos destinados a personas mayores de Arabarren serán individuales, al igual que la totalidad de las destinadas a personas con discapacidad física severa. Se ubicará en un único edificio con planta baja y dos plantas de altura, que contará con una zona verde de 2.400 metros cuadrados.

La planta baja estará dividida en espacios diferenciados por cada uno de los tres equipamientos y agrupará además las zonas comunes de todos ellos. Las plantas primera y segunda estarán destinadas a la residencia para personas mayores, con un total de 90 habitaciones, 76 de ellas individuales, y las restantes 12, dobles.

La creación del complejo Arabarren abre un nuevo modelo de gestión de plazas públicas en Álava, basado en implicación de una cooperativa de iniciativa social, sin ánimo de lucro, y se enmarca en la Ley de Servicios Sociales, que posibilita el establecimiento de convenios con entidades de este tipo para la provisión de prestaciones y servicios integrados en el Catálogo del Sistema Vasco de Servicios Sociales.

Consulta aquí más noticias de Álava.