Corrigiendo Error Fotografía
Corrigiendo Error Fotografía GUARDIA CIVIL

Todo se inició cuando los agentes de Vall d'Uixó se encontrabanrealizando un punto de verificación de personas y vehículos en una rotonda de la carretera CV-2260 y seleccionaron a un vehículo de altagama para que se detuviera. El conductor y único usuario del turismo, en lugar de obedecer las señales de la Guardia Civil, aceleró al máximo y se dio a la fuga.

Los agentes iniciaron un seguimiento con uso de señales acústicas y luminosas para que detuviera su marcha, aunque hizo caso omiso y circuló de manera "negligente y temeraria", con movimientos bruscos en zigzag para evitar ser adelantado, así como frenazos bruscos para que el vehículo policial colisionase. El conductor obligó a otros usuarios de las vías de circulación a modificar "gravemente" su velocidad y trayectoria.

Al llegar al término municipal de Vila-real, el vehículo huido abandonó la N-340 y se dirigió por un camino, donde sufrió una avería mecánica, lo que provocó una gran humareda, por lo que el conductor lo dejó abandonado sobre una acequia y se dio a la fuga.

Las patrullas de servicio iniciaron la búsqueda por los alrededores del vehículo averiado y consiguieron localizar y detener, tras ofrecer resistencia, al conductor, un hombre de 36 años.

Al detenido se le atribuyen los delitos de desobediencia y resistencia, atentado a agente de la autoridad y contra la seguridad del tráfico (conducción temeraria). Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de guardia de Vila-real.

Consulta aquí más noticias de Castellón.