Colas en Barajas durante la huelga de Air Nostrum
Colas en Barajas durante la huelga de Air Nostrum. JORGE PARÍS

La huelga que estaba teniendo una mayor afectación para el transporte aéreo y ferroviario durante esta Semana Santa ha quedado desconvocada este martes, después de que el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) y la aerolínea Air Nostrum hayan alcanzado un acuerdo esta madrugada tras una larga reunión de 17 horas.

Air Nostrum ha confirmado esta tarde que el 100% de los 52 vuelos cancelados este miércoles han podido ser reubicados ese mismo día, lo que no ha sido posible con los 47 vuelos cancelados este martes "dada la complejidad técnica del proceso de reprogramación y lo tarde que se ha alcanzado el acuerdo".

La aerolínea valenciana ya había reubicado a varios pasajeros de los vuelos inicialmente cancelados este miércoles y, ahora, deberán ponerse en contacto con la compañía o la agencia de viajes donde contrataron su billete si quieren retomar su vuelo original. 

Air Nostrum también ha informado de que los vuelos que se iban a ver afectados los días 22, 23 y 24 de abril operarán con total normalidad puesto que no habían llegado a cancelarse.

Se mantienen las cancelaciones de trenes

Por otra parte, Comisiones Obreras también ha retirado la convocatoria de huelga de este miércoles en Adif, ante el avance en las negociaciones con la empresa, si bien el colectivo de controladores ferroviarios mantiene los paros.

Fuentes de Renfe informan de que los 46 trayectos de trenes de media y larga distancia y AVE que habían sido cancelados por las huelgas del miércoles seguirán sin circular al no estar sujetos a servicios mínimos.

Tanto Air Nostrum como Renfe han confirmado que los usuarios afectados tendrán derecho al reembolso de sus billetes o a la reubicación de sus trayectos en las próximas fechas.

Las dos desconvocatorias han rebajado la presión sobre las grandes infraestructuras de transporte de Madrid en esta Semana Santa, si bien aún continúan otros paros que pueden generar algunas dificultades a los viajeros.

Los trabajadores responsables de los controles de seguridad llevan en huelga desde el pasado viernes, provocando esperas más largas de lo habitual, por lo que las compañías aéreas han sugerido a sus pasajeros que adelanten su llegada al aeropuerto.

El 21 de abril, último día de regreso para la mayoría de los viajeros durante la Semana Santa, hay convocada también una huelga de los trabajadores de servicios de asistencia en tierra de los aeropuertos.