Prisión preventiva para dos miembros de la familia que intentaron linchar en Mirandilla

  • Uno de los familiares respondió a la agresión con tiros de escopeta e hirió a tres personas.
  • Un tercer detenido, menor de edad, ha quedado en libertad.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BADAJOZ
Agentes de la Guardia Civil trasladan de los juzgados de Mérida a los calabozos de la Policía Local a Rufino Molina. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil trasladan de los juzgados de Mérida a los calabozos de la Policía Local a Rufino Molina. (EFE)
EFE
El juzgado de Instrucción número 3 de Mérida ha decretado hoy prisión preventiva, por tentativa de homicidio y tenencia ilícita de armas, para
dos miembros de la familia Molina de Mérida, Francisco y Rufino, por los
en libertad a la tercera persona que ha declarado hoy.

El pasado domingo, día 16, más de 200 vecinos de Mirandilla intentaron linchar a una familia de este municipio por tener atemorizada a la población, lo que obligó a la Guardia Civil a desplazar a medio centenar de agentes al lugar, donde uno de los familiares respondió a la agresión con tiros de escopeta e hirió a tres personas.

Pasadas las 09:00 horas de hoy comenzó el interrogatorio, que ha durado cinco horas, de Francisco José Molina, de su hijo Rufino y de Fernando, un vecino de Mirandilla menor de edad que estaba en la casa el día de los hechos y que ha quedado en libertad. El otro detenido el pasado fin de semana en la localidad, un yerno de la familia, no ha declarado por encontrarse ingresado en el Hospital Psiquiátrico de Mérida después de que sufriera el día de los hechos un ataque epiléptico.

También se ha decretado una medida cautelar de alejamiento para la madre de la familia, Presentación Barrena, y para su hija, y no podrán regresar a la localidad pacense hasta que se solucione la causa. La madre ha declarado por el supuesto delito de amenazas telefónicas que se le imputa y ha dado su versión diciendo, según el abogado, que pedía auxilio al alcalde, José María Carrasco, y que éste se negó a socorrerles.

Esains ha señalado que el caso pasará al Juzgado de Instrucción número 2 de Mérida, que tendrá que ratificar la prisión provisional, ya que el que hoy ha conocido la causa era el de guardia. Los abogados, según Esains, intentarán demostrar que los acusados actuaron en legítima defensa o ante un miedo "insuperable", lo que los excluiría del procedimiento penal.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BADAJOZ

Mostrar comentarios

Códigos Descuento