El paso sucesivo de varios sistemas frontales de oeste a este por la Península Ibérica marcará el tiempo en esta Semana Santa, que será variable porque este lunes llovió en el tercio norte, el martes lo hará en el noreste y Baleares, el miércoles en la mitad occidental y el jueves se extenderán las precipitaciones por toda la península y el archipiélago balear, situación que podría prolongarse hasta el Lunes de Pascua.

Así, la Semana Santa estará pasada por agua en muchas zonas precisamente en los días festivos, desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección, y las lluvias acompañarán tanto en la salida a lugares de destino vacacionales como en el retorno a casa..

Miércoles Santo

La mañana del miércoles estará marcada por cielos con intervalos de nubes altas en toda España. Una nubosidad que irá aumentando por el oeste hasta dejar lluvias, chubascos y alguna que otra tormenta durante la tarde en la mitad occidental de la Península y áreas del Estrecho.

Respecto a las temperaturasascenderán notoriamente en el centro peninsular y Cantabria, mientras que en el oeste comenzarán a descenderEl viento soplará de componente sur, desde la zona de Andalucía, y tendrá intervalos fuertes, especialmente en zonas de montaña de la mitad oeste peninsular.

Jueves Santo

El pronóstico de la AEMET continúa mostrando el lento avance de la borrasca por el centro y el este de la Península. El interior peninsular amanecerá con fuertes precipitaciones y tormentas que persistirán durante la mañana en zonas del sistema Ibérico y por la tarde en el valle del Ebro. No obstante, no se descartan chubascos y tormentas irregulares tras el paso del frente que podrían alcanzar, al final del día, a Baleares.

De forma general las temperaturas descenderán de forma acusada en todo el territorio peninsular. Por su parte, el viento soplará desde el sur con fuertes intervalos en el Cantábrico Oriental. Por la tarde pasará a ser de componente este en el nordeste peninsular y Baleares. En Canarias cabe destacar la permanencia de los vientos alisios que traerán consigo una fuerte inestabilidad.

Viernes Santo y Lunes de Pascua

Durante ambos días la principal preocupación meteorológica girará entorno a las precipitaciones. El área Mediterránea será la más afectada por la borrasca que se desplazará hacia el sur-sureste peninsular. Como consecuencia la intensidad y la ubicación de las precipitaciones, persistentes e incluso fuertes o muy fuertes en el golfo de Valencia, la mitad oriental de Castilla-La Mancha, Murcia y este de Andalucía, dependerán de los vientos de Levante que incidirán sobre el este pudiendo variar la posición de la borrasca.

Con menor persistencia e intensidad las lluvias se extenderán en mayor o menor medida por el resto de la mitad oriental y centro de la Península y áreas del Estrecho. Las precipitaciones serán dispersas en otras zonas peninsulares y BalearesLos cielos despejados o poco nubosos no se descartan en el noroeste y área cantábrica; donde la probabilidad de precipitación es mucho menor que en otras zonas.

Las islas Canarias permanecerán afectadas por los alisios pudiendo registrarse precipitaciones en Tenerife, La Palma, Gomera, el  Hierro y Gran Canaria.