Línea 10 de Metrovalencia
Cartel colocado este lunes 15 de abril en la avenida Amado Granell que anuncia el inicio de las obras de la línea 10 de Metrovalencia. 20MINUTOS.ES

Primeros trabajos sobre el terreno para finalizar la línea 10 del metro de València. Operarios han comenzado este lunes las labores previas para retomar las obras paralizadas por el anterior Consell desde 2011 por falta de fondos tras haber invertido unos 200 millones de euros en el tramo entre la céntrica calle Alicante y el barrio de Nazaret.

Tal y como ha podido comprobar 20minutos, las labores se centran en el túnel que conecta los tramos subterráneo y en superficie en la avenida Amado Granell, a la altura del cruce con la avenida de La Plata. Allí se ha colocado este lunes el cartel de inicio de obras, que indica el presupuesto de la primera actuación (3,66 millones de euros), la obra (conexión de los tramos y construcción de la parada en superficie de Hermanos Maristas), la adjudicataria y las administraciones que aportan los fondos, en este caso la Generalitat y la Unión Europea.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció a principios de año que las obras se reiniciarían en este punto en abril. Se da la circunstancia de que, tras el adelanto de las elecciones autonómicas al 28 de abril, estos trabajos han comenzado en plena campaña electoral, por lo que no se realizará ningún acto de carácter institucional. Según las previsiones de Ferrocarils de la Generalitat, el trayecto estará finalizado en su totalidad, es decir, entre la céntrica calle Alicante y el barrio de Nazaret, en 2021.

Fases de las primeras obras

Los primeros trabajos se realizarán en la rampa de salida ubicada en la avenida Amado Granell, donde se conectarán los tramos subterráneo y en superficie. El reinicio de las obras supone, en primer lugar la realización de trabajos de topografía sobre el terreno y la toma de servicios.

En la fase siguiente, en mayo, está previsto que comiencen los desvíos de los servicios afectados (energía, comunicaciones) para poder acometer las obras de excavación de las pantallas de la rampa. La última fase consistirá en la construcción de la losa tranviaria desde la propia rampa hacia el trazado en superficie construido al final de la avenida Amadro Granell, en el cruce con Antonio Ferrandis, a través de la rotonda que conecta Hermanos Maristas con Instituto Obrero.

Este contrato incluye la construcción de la parada en superficie de Hermanos Maristas que dará servicio al futuro pabellón Arena del Valencia Basket y al PAI de Quatre Carreres.

Los otros cuatro contratos restantes, tal y como adelantó 20 minutos, se licitarán este año, en principio antes del verano. Serán los de arquitectura y equipamiento de paradas y estaciones, dotado con 28 millones de euros; electrificación y subestaciones (8 millones), señalización y comunicaciones (7 millones) y, finalmente, la construcción de los talleres provisionales, que se ubicarán a la entrada de Nazaret y costarán 3 millones de euros.

La inversión inicial prevista para la reactivación de las obras será de 50 millones de euros, de los que 30 serán aportados por la Generalitat y 20 procederán de la Unión Europea a través del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

Las dos fases inicialmente previstas se unificaron en una sola para llegar en 2021 hasta Nazaret, y no hasta l'Oceanogràfic, como se preveía en un primer momento.

Cinco kilómetros de trazado subterráneo y en superficie

La futura línea 10 (antes conocida como T2) tiene una longitud total de 5,32 kilómetros desde la calle Alicante hasta el barrio de Nazaret y cuenta con ocho estaciones y paradas.

El tramo subterráneo mide 2,05 kilómetros con tres estaciones (Alicante, Russafa y Amado Granell), mientras el trazado en superficie, de 2,97 kilómetros, cuenta con cinco paradas: Hermanos Maristas, Ciudad de las Artes y las Ciencias, Oceanogràfic, Moreras y Nazaret.

El proyecto inicial que pretendía acometer el anterior Consell pasaba por unir Nazaret con el Pont de Fusta a través del centro histórico. Por ello, se excavó y construyó una estación soterrada, la del Mercat, que no está conectada con los tramos actualmente construidos y que únicamente llegan hasta la calle Alicante, junto a la Estación del Norte. Se encuentra justo debajo del aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas (Centre Històric-Mercat Central), que abrió sus puertas a finales de 2018 tras años de parálisis en sus obras.

Consulta aquí más noticias de Valencia.