El alquiler fue un tema candente en el último tramo de legislatura y vuelve a ser importante en los programas electorales de las principales fuerzas políticas. Las medidas en esta área marcan un paso distintos si atendemos a los partidos de izquierda y a los de derecha. Los primeros optan por potenciar la connotación social de la vivienda como un derecho recogido en la Constitución y a eso añaden un compromiso con el alquier "asequible".

Por otro lado, el centro derecha y la derecha optan por una mayor liberalización del mercado y las ayudas a los propietarios que deciden alquilar sus viviendas. Además, hacen especial hincapié en la lucha contra la okupación, algo que lo que coinciden PP y Vox. En Génova, asimismo, enfocan sus políticas a las familias, frente a PSOE y Podemos que colocan a los jóvenes en el centro del debate.

Estas son las principales propuestas en materia de vivienda y alquiler de cara al 28 de abril en función del colectivo a quienes van destinadas:

¿Si eres propietario?

Los partidos de derecha y centro derecha son los que aportan mayores propuestas que benefician a los propietarios en posición de alquilar sus viviendas. El PP propone, por una parte, más deducciones fiscales para los arrendadores por los ingresos derivados de la renta y se compromete a desarrollar un sistema de arbitraje para resolver problemas entre las partes. Ese sistema también lo incluye Ciudadanos en su programa.

La formación naranja quiere mejorar, igual que los populares, los incentivos fiscales para los particulares y entidades dedicadas al arrendamiento de vivienda en régimen protegido.

Vox, por otro lado, se niega a cualquier tipo de marcaje a la vivienda. "El mercado tiene que regularse por sí mismo", aseguran desde la formación, algo que serviría para no poner coto por ley a los precios del alquiler y podría ir en contra del arrendatario.

En la defensa de los propietarios también se incluyen los planes contra la okupación de viviendas. PP y Vox quieren agilizar el proceso de desalojo. Esta fue una de las primeras medidas del programa que presentó Casado. Los populares quieren acortar los plazos a entre 12 y 24 horas, así como aumentar las penas de cárcel. Esta propuesta, además, ya la llevó Cs al Congreso en 2017.

¿Si eres arrendatario?

Con el foco puesto más en el arrendatario, el PSOE quiere fomentar la promoción y el uso de vivienda de alquiler social, movilizando suelo público que se encuentre disponible mediante la cesión de derecho de superficie y favoreciendo el uso de mecanismos público-privados. Otra de sus propuestas estrella es la llamada renta básica de emancipación, que se enfoca en facilitar el acceso al alquiler de los jóvenes con pocos recursos.

Podemos, en este sentido, buscará intervenir el mercado del alquier para impedir las subidas abusivas de precios. Apuestan por "un alquiler estable y seguro". Además, han declarado la guerra a los fondos buitre en el programa electoral. Quieren, asimismo, blindar como derecho fundamental en la Constitución el acceso a la vivienda.

La formación morada quiere poner coto al alquiler turístico y al mismo tiempo se compromete a crear "un gran parque de alquiler público a precios asequibles". En su propuesta, incrementarán en 50.000 viviendas al año esa oferta, siguiendo el ejemplo de otras ciudades europeas como Viena.

Ciudadanos, por su parte, quiere poner en marcha un Registro de Arrendamientos Urbanos "para poder disponer de información oficial sobre el mercado del alquiler". De la misma manera, Rivera es partidario de "facilitar la rehabilitación y puesta en alquiler de las viviendas vacías", pero no aclara cómo pondrá en marcha dicha propuesta.