Un avión de la compañía israelí Arkia, que cubría el vuelo Barcelona-Tel Aviv, tuvo que dar media vuelta nada más despegar este domingo a causa de un problema mecánico en su motor.

La aeronave, que salió del Prat a las 17.30 horas, pidió regresar a pista cinco minutos después de despegar, por haber detectado una incidencia técnica, y hacer un aterrizaje de emergencia.

Los pasajeros del vuelo, que tomó tierra sin dificultades, resultaron ilesos y han sido trasladados a hoteles a la espera de que el avión fuera reparado o sustituido por otro.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.