Abascal
Santiago Abascal, en un acto de campaña en Vitoria. EFE

Santiago Abascal ha centrado este domingo sus ataques en el PP. El líder de Vox sabe que pelea por el mismo perfil de votante y acusó a los de Casado de ser un partido "traidor a la patria" y de "arrodillarse ante Otegi" y ha advertido que el 28 de abril "está en juego echar a Sánchez", del que ha dicho que se ha convertido "en enemigo de media España".

Abascal ha intervenido en un acto electoral, acompañado por candidatos de su formación por Álava, en el que a diferencia de lo ocurrido este sábado en los actos de Vox en Bilbao y en San Sebastián no ha habido incidentes ni concentraciones contra este partido en el exterior del hotel en el que se ha celebrado.

El presidente de Vox ha lamentado que en las otras dos capitales vascas los simpatizantes de la formación tuvieron que soportar a los "cachorros de Otegi", de los que ha dicho que "si no se evita volverán a ser perros rabiosos", y ha denunciado que el Gobierno Vasco "permitió ayer el acoso sistemático" contra ellos.

Ha abogado por que el día de las elecciones triunfe el sentido común para que "no ocurra lo que ha pasado en Andalucía", donde la "alternativa" del Gobierno formado entre PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox "está siendo frustrada" porque "la derechita cobarde ve a los progres y se va a una esquina a llorar".

Ha denunciado que el PP con el apoyo de la formación naranja podía haber aplicado el artículo 155 en Cataluña y "no uno de risa", pero "no se atrevieron y dejaron que el golpe avanzara".

Por eso ha pedido el voto "de los que quieran un aumento de la justicia contra los malhechores" y ha subrayado que el 28 de abril "está en juego echar a Sánchez", al que ha tachado de "enemigo de media España" porque "se ha apoyado en todos los enemigos de España para ser un presidente ilegítimo".