Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo
Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo EUROPA PRESS - Archivo

De hecho, el número de tesis leídas el año pasado en la institución fue el más bajo registrado desde hace ocho años, solamente superior a las defendidas en 2010, que fueron 143. El resto de ejercicios hubo más.

En los últimos años, el ejercicio en el que más tesis se leyeron en la Universidad de Oviedo fue 2015 (406 lecturas), seguido de 2017 (301), 2016 (293), 2014 (234), 2012 (205), 2013 (199) y 2011 (177).

Por áreas de conocimiento de las tesis leídas en 2018, un total de 39 correspondieron a Ciencias de la Salud, 35 a Ingeniería y Arquitectura, 28 a Ciencias, 26 a Arte y Humanidades y 20 a Ciencias Sociales y Jurídicas. Todas las tesis leídas en 2018 obtuvieron la calificación de sobresaliente, 136 de las mismas 'cum laude'.

Una tesis doctoral es un trabajo original de investigación, que normalmente precisa más de dos años, y en el que el aspirante a doctor cuenta con un director de los trabajos, pudiendo ser codirigida por codirectores.

Los autores de la tesis que hayan superado con éxito los trámites obtienen el título de doctor. Un tribunal se encarga de evaluar el trabajo en el acto de defensa de la tesis, que consiste en una exposición oral por el doctorando de la labor realizada, la metodología, el contenido y las conclusiones, haciendo especial mención a las aportaciones originales. El tribunal puede plantear preguntas al aspirante a doctor en un acto que es público.

Consulta aquí más noticias de Asturias.