Justicia eliminará las referencias de víctimas en procesos judiciales para evitar filtraciones como con La Manada

Juicio contra la 'manada de Collado Villalba
Juicio contra la 'manada de Collado Villalba
EUROPA PRESS

El Gobierno quiere evitar que las víctimas de agresiones sexuales o contra menores puedan ser identificados en documentos judiciales y trabaja en una aplicación digital que eliminará automáticamente toda referencia en los papeles producto de un proceso judicial que puedan llevar a su identificación.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha puesto el ejemplo de la joven víctima de La Manada, cuya identidad terminó trascendiendo a pesar de las medidas que se tomaron para preservar su identidad durante el juicio por la agresión que sufrió en los Sanfermines a manos de cinco jóvenes. Como ocurre en otras ocasiones, la mujer fue identificada no porque su nombre figurara en los documentos judiciales, sino porque el código con el que estaba encriptado pudo conducir a su identidad de manera indirecta.

Precisamente esto es lo que quiere evitar una de las medidas que figuran en la Estrategia para la Modernización de la Administración de Justicia que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros junto a una partida de 164 millones de euros para llevarla a cabo. Entre otras cuestiones, contempla la creación de una aplicación que permitirá la "anonimización automática de documentos judiciales electrónicos" para proteger los datos, no sólo de víctimas, sino también de testigos en un procedimiento judicial.

Ordenadores nuevos

El plan es el paso siguiente a la evaluación de la digitalización de la justicia que el Ministerio emprendió en julio del año pasado. Delgado ha subrayado la necesidad que tiene este sector de modernizarse tecnológicamente al subrayar que tras dotar con 8.000 ordenadores nuevos y 2.600 tabletas las sedes judiciales y fiscales se ha determinado un ahorro de 550 horas de trabajo "solo por la reducción del tiempo de arranque de los ordenadores".

Ha explicado que la Estrategia pondrá una atención especial a las víctimas de violencia de género y agresiones sexuales relacionadas con personas menores y de especial vulnerabilidad, para lo que también se mejorará la tecnología con la que hoy se lleva a cabo la "preconstitución de la prueba", es decir, la filmación o grabación de víctimas de abusos para evitar que tengan que volve a hacerlo en una sala de vistas con su presunto agresor al lado.

El plan es crear un sistema que simultáneamente a la grabación, transcriba las declaraciones y las subtitule de manera automática.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento