A Kit Harington le gustaría ser padre una vez finalice totalmente 'Juego de Tronos'

El actor Kit Harington (Jon Nieve), en la alfombra roja del estreno de la octava y última temporada de 'Juego de Tronos', en el Radio City Music Hall de Nueva York.
El actor Kit Harington (Jon Nieve), en la alfombra roja del estreno de la octava y última temporada de 'Juego de Tronos', en el Radio City Music Hall de Nueva York.
Jason Szenes / EFE

Se acerca el invierno, el final está ya cerca... pero eso puede significar un nuevo comienzo. Kit Harington, el actor que interpreta a Jon Nieve en Juego de Tronos, ya tiene planes para cuando acabe la serie. Y estos no son otros que ser padre.

Harington, casado con su antigua compañera y coprotagonista de su trama en la serie Rose Leslie (Ygritte), ha hablado esta semana con la revista InStyle sobre su paso por la ficción de HBO, el impacto -y la terapia- de haber encarnado a uno de los personajes con mayor número de fans y, claro, del futuro.

El intérprete, de 32 años, lleva en la piel del bastardo de Ned Stark desde 2011, aunque obviamente lo mejor que le ha traído la aclamada adaptación de la obra de George R. R. Martin es que el romance más allá de El Muro entre él e Ygritte traspasara la pantalla y se convirtiera en su esposa (a pesar de las bromas que salen caras).

Y en esas se estaba explicando cuando comentó al periodista: "El trabajo más importante que he tenido en mi vida está a punto de acabar". Tras una pausa, quiso apuntilla: "Bueno, no el más importante. Con suerte, seré padre".

Algo parecido dejó entrever en la última gala de los Emmy, en 2018: "Ella me ha dado a mi futura familia y mi vida de aquí en adelante. Eso es lo principal que he hecho por mí, cambiar mi vida por completo".

Él y la actriz, también de 32 años y que le dejó de hablar tres días por contarle el final de la serie, se casaron el 23 de junio del pasado año rodeados de amigos y compañeros, entre los que estaban varios de los actuales miembros del elenco.

Las auroras boreales

A Kit Harington también le preguntaron sobre si volvería a trabajar con su esposa en algún proyecto. "Creo que casi lo peor de enamorarse de Rose y de casarse con ella es que será muy difícil volver a trabajar juntos", admitió.

Esta pregunta era un recuerdo de aquella respuesta que dio a L'Uomo Vogue en 2016, cuando confirmaron oficialmente los rumores sobre su relación, en las que rememoraba que su momento favorito del rodaje de la serie fue durante la segunda temporada, en Islandia, sin escena concreta.

"¿Por qué? Porque el país es hermoso, porque las auroras boreales son mágicas y porque fue allí donde me enamoré", confesó. "Si ya te sientes atraído por alguien, y encima interpreta a tu interés amoroso en el show, es muy fácil caer rendido", fueron sus palabras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento