Acoso escolar
Acoso escolar. Europa Press TV - Europa Press

Los compañeros del alumno del colegio Ciudad de Jaén de Usera que se suicidó el 1 de abril habrían indicado a la Policía durante los interrogatorios que el único detenido en la investigación les coaccionó y amenazó a ellos también.

Agentes del Grupo de Menores de la Jefatura de la Policía Nacional en Madrid han tomado declaración a varios menores en los últimos días, según fuentes policiales; fueron citados como testigos dentro de la investigación policial para determinar si hubo acoso escolar.

El pasado día 3, fue arrestado un joven de 17 años, como presunto autor de amenazas, insultos, agresiones y robos hacia el fallecido. Se trata de un adolescente que tiene tatuado el símbolo de la banda latina de 'Los Ñetas', según El Mundo.

Poco después fue puesto en libertad a la espera de lo que dicte el Juzgado de Menores. "Era un matón, insultaba, pegaba y robaba a todos nosotros y los profesores lo sabían pero miraban a otro lado", indicaron.

Sin embargo, las conclusiones de la información reservada de la Inspección Educativa exponen que no existen evidencias o situaciones concluyentes de que se haya producido una situación de acoso escolar por otro estudiante y que ello pudiera influir de forma "determinante" en el suicidio, según la Consejería.

AMPA: "Es un suceso complejo"

Por su parte, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del centro ha pedido evitar el "morbo" tras la publicación de informaciones "inciertas e irrespetuosas" que están "dañando la imagen del centro". En un comunicado, el AMPA del instituto ha transmitido sus "condolencias" y su "cariño y apoyo" tanto a la familia del alumno fallecido como a "toda la comunidad educativa del centro".

"La información oficial que tenemos es que se trata de un suceso complejo que está siendo objeto de investigación judicial", ha añadido. La publicación de una carta de despedida del menor de 16 años podría "matizar" las conclusiones iniciales de la Inspección Educativa, que determinó que las causas del suicidio no estuvieron motivadas por un presunto caso de acoso escolar, según señaló este jueves el consejero de Educación, Rafael van Grieken.

En esta carta, publicada en el diario El Mundo, el menor llegaba a escribir que "tenía que aguantar seis horas con miedo" en el instituto. El AMPA ha denunciado que hay imágenes y noticias en algunos medios que "además de inciertas e irrespetuosas, están causando un dolor añadido a toda la comunidad educativa y dañando la imagen del centro y de unos barrios especialmente castigados con noticias alarmistas".

La asociación ha reconocido que el instituto presenta "cierta complejidad por la diversidad del alumnado" (alumnos con necesidades especiales, centro de referencia para alumnos con deficiencias motoras y centro considerado de difícil desempeño) y "la vulnerabilidad del barrio al que pertenece".  Pese a ello, ha resaltado que el centro "cuenta con profesionales excelentes que se esfuerzan y preocupan por nuestros hijos".

Consulta aquí más noticias de Madrid.