Ana Pastor y Vicente Vallés
Los periodistas Ana Pastor y Vicente Vallés presentan "el debate de Atresmedia". EFE/J.J. Guillén

El único debate electoral que, de momento —y ante la negativa de Sánchez de acudir al cara a cara con Casado en TVE—, enfrentará a los líderes políticos de los cinco partidos con mayor intención de voto se celebrará en Atresmedia el próximo martes 23 de abril en horario de 'prime time'.

Cinco días antes de la cita con las urnas y apenas dos días antes de que finalice la campaña, los periodistas Ana Pastor y Vicente Vallés moderarán a los participantes, que serán los candidatos a la Presidencia del Gobierno por parte del PSOE, Pedro Sánchez; del PP, Pablo Casado; de Ciudadanos, Albert Rivera; de Podemos, Pablo Iglesias; y de Vox, Santiago Abascal.

Todo lo que digan desde sus atriles —de momento no han querido desvelar si habrá sillas o no— será verificado en directo por un equipo de cinco periodistas: "Para mí la verificación es el ADN de cada día", ha comentado Pastor.

El director de Antena 3 Noticias, Santiago González, y el director de La Sexta Noticias, César González, han presentado este viernes en una rueda de prensa los detalles que hasta ahora pueden desvelar de la cita televisiva, que han calificado como "uno de los hitos más complicados de los últimos tiempos en España" y que contará con una audiencia potencial de 88 millones de espectadores.

¿Dónde y cuándo verlo?

El debate, cuya hora de inicio no se ha concretado todavía pero se fijará "en prime time", probablemente entre las 21.30 y las 22.00. Durará dos horas y se podrá seguir en directo en Antena 3, La Sexta, por la radio en Onda Cero, en Antena 3 Internacional y a través de Atresplayer, la plataforma online del grupo.

¿Cómo se estructurará?

Un sorteo ha determinado el orden en el que los cinco candidatos comenzarán a responder a la primera pregunta, que "todavía no está decidida" y problablemente "hasta el último minuto" no se fije "porque seguro que en esta campaña van a pasar cosas imprevistas", ha dicho Vallés. "Es como ir a un examen y te han dado las preguntas", ha agregado Pastor.

El encuentro se estructurá en torno a tres grandes bloques cuya temática tampoco han querido desvelar todavía: "Tenemos claros los temas pero no las preguntas ni el enfoque, en parte también porque incluso hay programas que todavía no se han publicado", han explicado los moderadores.

Antes de finalizar, cada participante contará con un último "minuto de oro", cuyo orden también ha sido definido por sorteo, para lanzar a los espectadores un mensaje la ciudadanía a modo de cierre en 60 segundos. El primero en intervenir será Sánchez y el último al que escuchen los espectadores, Iglesias.

El debate de articulará a través de preguntas planteadas alternativamente por los dos moderadores, con la intención de que "fluya como en el de 2015", lejos de repartos cronométricos del tiempo.

¿Cómo se colocarán?

La posición en el plató también se ha marcado por sorteo. Los participantes dispondrán de atriles y la idea es repetir la fórmula del debate que Atresmedia emitió en 2015. La intención es que las intervenciones sean "flexibles" y "fluidas" y para ellos se han inspirado en el modelo anglosajón, que se basa en el documento que publica el Parlamento británico para las citas electorales.

Se trata de "cinco expertos en comunicarse, que se han entrenado en tertulias radiofónicas y televisivas y desde ahí han ido escalando posiciones, están muy acostumbrados al debate y eso va a dar vivacidad", ha considerado Vallés.

En opinión del director de La Sexta Noticias, será el debate "que todos querrían tener por la confianza, liderazgo y credibilidad" que ofrecerá al 40% de votantes indecisos. Un programa "decisivo" y "tremendamente útil para los ciudadanos" a cinco días de las elecciones. "El debate es de los candidatos y los ciudadanos, que son los que tienen derecho a este tipo de debates. Queremos que se desarrolle con intensidad pero también con claridad", ha añadido Vallés.

César González ha garantizado que "no hay nada pactado" con ningún candidato, y ha resaltado la "madurez democrática" de todos los participantes, que "están aceptando las reglas del juego y todo lo que les estamos planteando". "Entienden el carácter periodístico —que no académico — de este debate", ha abundado al respecto.

Además, Pastor, ha asegurado ella y Vallés van a "trabajar solos en la preparación del debate" y que las preguntas las vana decicidimos ellos mismos.

Dudas sobre Vox

Al ser preguntados por la inclusión del partido de extrema derecha, Pastor ha manifestado que para ellos no ha sido un tema "polémico". En su opinión, "Vox es una realidad, aparece en los sondeos con un 10% de intención de voto y en las informaciones del grupo. No tenía sentido que se quedase fuera", ha argumentado. La periodista ha apuntado que "la primera misión del periodismo es ser útil al ciudadano" y por tanto "no había duda" de que había de incluirlo porque están "presentes en la actualidad". "Nosotros hacemos periodismo, no política", ha concluido.

El director de La Sexta Noticias ha descrito el debate como "un bonito parto" que ha dado a luz una cita televisiva que comenzó a gestarse el mismo viernes 15 de febrero, cuando el Consejo de Ministro convocó las elecciones del 28-A. "A las 12:35 horas, todos los partidos ya tenían la invitación para participar en el debate", en cuya organización han trabajado e invertido "sin saber si se iba a producir" hasta este jueves, cuando Pedro Sánchez confirmó su asistencia. "Quien está en Moncloa es el que al final marca, se toma un tiempo para anunciar su decisión", han comentado los moderadores.

Ni Vallés ni Pastor han querido valorar la presencia de Sánchez en el debate de Atresmedia y la ausencia en TVE —"es una pregunta para Sánchez", ha respondido—, al tiempo que han recordado que el primer debate electoral se realizó precisamente en Antena 3 en 1993, cuando se enfrentaron cara a cara José María Aznar y Felipe González.