La Semana Santa de Elche, con sabor propio

  • Elche mantiene tradiciones que le diferencian del resto.
  • Las palmas artesanales y las aleluyas impresas son propias de la ciudad
  • La "trencà del guió" es otro de los actos distintivos
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ELCHE.
Imagen de la Semana Santa de Elche (pasionilicitana.com)
Imagen de la Semana Santa de Elche (pasionilicitana.com)
pasionilicitana.com
Pueden parecer iguales pero son diferentes. Pasos, cofrades y procesiones presentan similitudes en distintas zonas de España, pero en Elche permanecen algunas
tradiciones particulares que otorgan personalidad a unas celebraciones de auténtico carácter mediterráneo.

Las procesiones más populares de la capital del Baix Vinalopó no son tanto las que rememoran la muerte y pasión de Jesucristo, sino su festiva llegada a Jerusalén y el júbilo de la resurrección. Así el pasado fin de semana se celebró el Domingo de Ramos entre un mar de palmas confeccionadas con las hojas del Palmeral de Elche, conjunto de huertos declarados Patrimonio de la Humanidad. La elaboración de estas obras de arte es una tradición ancestral que se hereda de padres a hijos y que ya fue recogida documentalmente en 1797.

Actualmente distintas familias, como las Serrano y Carbonell, mantienen esta tradición que exige el cubrimiento de las palmeras, el corte y cepillado de las palmas, así como la conservación entre vapores de azufre a fin de mantener la frescura. No es extraño que el Domingo de Ramos ilicitano sea el único declarado de "Interés Turístico Internacional" en nuestro país.

Igualmente de Elche son las imprentas que cada año estampan las miles de "aleluyas", pequeñas hojas de papel de distintos colores que reproducen imágenes religiosas, que serán lanzadas el Domingo de Pascua por los vecinos al paso del Resucitado y la Virgen de la Asunción, patrona de la ciudad.

Pero quizás el acto más singular y exclusivo de la Semana Santa de Elche es la "Trencà del Guió", una celebración que tiene lugar el Viernes Santo durante la procesión del Santo Entierro y que se produce a la llegada de la Virgen de los Dolores a la Plaza de Baix, recinto en el que se encuentra el Ayuntamiento.

Con esta tradición, que data de finales del s.XVI y principios del s.XVII, los ilicitanos de todas las clases sociales y en concreto los nobles, representados por sus diferentes gremios, rendían homenaje a la Virgen de los Dolores rompiendo el guión o bandera negra ante su trono. La costumbre indica que si el asta se rompe correctamente y al primer toque, el año siguiente será provechoso para la ciudad.

No obstante hay otras costumbres que han acabado por desaparecer, siendo el caso de la reciente orden de no realizarse el lanzamiento de caramelos que en la provincia de Alicante adoptan forma de penitentes, capirotes o largas barras y que en Pascua se convertían en un eminente peligro de descalabro. Eso sí, entre las nuevas costumbres podemos citar la de consultar el tiempo y las noticias en Internet, no en vano pasionilicitana.com se está convirtiendo en una web cada vez más nutrida y frecuentada.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ELCHE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento