Reabierto el debate de la eutanasia tras ayudar un hombre a morir a su mujer.
Reabierto el debate de la eutanasia tras ayudar un hombre a morir a su mujer. EP

Los ecos del debate reabierto a raíz de la detención de un hombre en Madrid  por ayudar a morir a su mujer, enferma terminal, han llegado hasta el Departament de Salut de la Generalitat. Su titular, Alba Vergés, ha afirmado este miércoles desde el Parlament que está «decidida a impulsar» una ley de la eutanasia y del suicidio asistido en Cataluña.

Desde la sesión de control al Govern, Vergés ha dicho que el ejecutivo catalán tiene el deber de responder a esta demanda de la sociedad y ha criticado que, en esta delicada materia, siempre «se tope con un Código Penal que se niega a cambiar». En virtud de la actual legislación, Ángel Hernández se encuentra en libertad provisional investigado por cooperación al suicidio de su esposa, María José Carrasco. En España la eutanasia es ilegal.

La hoja de ruta del Govern comprende dos líneas de trabajo. Por un lado, la creación en unas semanas de una mesa de partidos en  la cámara catalana para abordar  «la parte práctica, las casuísticas, los requisitos, cómo son las voluntades anticipadas y cómo la gente puede decidir libremente sobre su vida y sobre su muerte», ha argumentado la consellera. Esta ha incidido en que el 80% de la sociedad catalana apoya esta iniciativa.

Una vez dado este primer paso, se elevaría al Congreso de los Diputados la «despenalización» de la eutanasia. De esta forma, ya no sería necesario –indicó la consellera– que las «personas tengan que grabar vídeos para demostrar su voluntad inequívoca» de morir, como ha sucedido en el caso de María José Carrasco.

Vergés no se ha aventurado a concretar un calendario para hacer efectivo este cambio legislativo impulsado desde Cataluña pero insistió en que harán lo posible «para no ver más vídeos de personas teniendo que demostrar una voluntad libre que depende de la propia vida».

Esta no es la primera vez que se intentan regular estas materias desde Cataluña. En 2017, el Parlament aprobó  una ley similar con los votos a favor de todos los grupos menos los del PP y con la abstención de Ciudadanos. También llegó hasta el Congreso, pero en ese punto se detuvo su tramitación por la negativa de PP y Cs.  

La asociación Dret a Morir Dignament hace años que lucha por una ley de la eutanasia y fueron de los primeros en salir a a la calle a exigirla tras saberse el caso de María José. Su presidenta, Isabel Alonso, dice que, sin una ley, «continuarán dándose casos clandestinos para evitar el sufrimiento de los enfermos. No todo el mundo es tan valiente».

92.892 voluntades anticipadas desde 2002

Cataluña cuenta desde hace 17 años con un registro de voluntades anticipadas que fue pionero en el Estado y que ha recogido entre junio de 2002 y diciembre de 2018 las peticiones de 92.892 personas, según el Departament de Salut. Con este Documento de Voluntades Anticipadas (DVA), los usuarios manifiestan qué intervenciones y tratamientos quieren recibir en caso de que una enfermedad les impide poder expresar cuál es su opción.

La provincia de Barcelona lidera la lista del registro autonómico, con 71.690 documentos y, solo durante el pasado año 2018, se registraron en toda Catalunya 8.539 documentos, algo más del 9% del total, con una media de registros de entre 23 y 25 diarios.

Antes de entregárselo al médico de cabecera para que este lo incorpore al historial clínico del paciente, el firmante del Documento de Voluntades Anticipadas (DVA) ha de rubricarlo delante de tres testigos o de un notario. Un 62,5% de los catalanes que han recurrido a este registro desde el año 2002 son mujeres y un 40% tanto de las mujeres como de los hombres tienen menos de 60 años de edad.

En España. En enero de 2019 había un total de  278.368 personas inscritas en el Registro Nacional de Instrucciones Previas (RNIP) del Ministerio de Sanidad, un 0,6% de la población mayor de edad. De ellos, el 59,5% son mujeres.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.