¿Sirven las fotocopias de los papeles del coche si me para la Guardia Civil?

En los controles rutinarios que se realizan en las vías públicas, o en caso de accidente, los agentes suelen solicitar al conductor la entrega de los papeles del coche.
En los controles rutinarios que se realizan en las vías públicas, o en caso de accidente, los agentes suelen solicitar al conductor la entrega de los papeles del coche.
Freepik

Dentro del coche, además de llevar el equipamiento necesario para cambiar una rueda en caso de pinchazo o los chalecos reflectantes para bajar del vehículo con seguridad en caso de siniestro, hay que llevar bien actualizados todos los papeles del coche, como el permiso de circulación, la tarjeta de la ITV aprobada y el carné de conducir, así como las autorizaciones puntuales para vehículos especiales que las requieran. Además, aunque no sea obligatorio, conviene llevar la última factura del seguro, pues es la forma más rápida de demostrar que esta póliza obligatoria está en vigor.

Sin embargo, por culpa de despistes o cambios de coche, hay en ocasiones en los que se nos olvida guardar en la guantera toda la documentación, lo que nos puede ocasionar más de un problema (y una multa cuantiosa). Y es que la ley es clara con este asunto: tanto el coche como el conductor deben estar debidamente identificados para poder circular. Pero, para evitar estas situaciones, ¿podemos llevar fotocopias de los papeles?

La respuesta es sí, siempre y cuando todas las fotocopias estén debidamente compulsadas por una administración pública. Así, si las copias del permiso de conducir, el de circulación, la tarjeta ITV, el seguro obligatorio y autorizaciones especiales de conducción llevan el sello apropiado y, además, quedan claro los datos de la persona que ha hecho la compulsa, son totalmente válidas (y legales) para la Dirección General de tráfico (DGT) y para las autoridades viales que las soliciten.


¿Dónde hago una compulsa?

Para conseguir compulsar las fotocopias de la documentación del coche, lo mejor es acudir a los notarios públicos o a las oficinas y delegaciones de la DGT para conseguir el sello, ya que están obligados a ponerlo siempre y cuando hayamos pagado la tasa correspondiente para tenerlo. Además, también se puede ir a los ayuntamientos, a las oficinas policiales más cercanas o a cualquier órgano de la administración pública para lograr la compulsa, aunque, en estos últimos casos, cabe destacar que no tienen obligación de realizarla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento