Dos trabajadores gitanos.
Dos trabajadores gitanos. FUNDACIÓN SECRETARIADO GITANO

La UGT FICA de Catalunya (Federación de Industria Construcción y Agro) ha presentado este martes 9 de abril el nuevo proyecto UGT FICA CALÍ.
La idea nace con el objetivo de prevenir, vigilar, atender y erradicar cualquier tipo de discriminación laboral hacía el colectivo gitano y eliminar el anti gitanismo en los centros de trabajo.

Sonia Rodríguez, portavoz del equipo de trabajo UGT FICA CALÍ, ha explicado que la idea surgió de un grupo de trabajadores gitanos dentro del seno de la UGT. Algunos trabajadores, entre ellos el secretario general del UGT FICA, pensaron que nunca se había hecho nada de cara al pueblo gitano y coincidieron en que la necesidad era real.

Según Rodríguez el proyecto ha significado muchas reuniones, grandes debates y también mucha ilusión, y finalmente han conseguido empezar un proyecto a nivel sindical en el Baix Llobregat y pretenden extenderlo por toda Cataluña. Organizarán campañas y jornadas de sensibilización sobre el anti gitanismo a sus delegados y afiliados. " Nuestro proyecto es de asesoramiento, formativo y de acompañamiento, evidentemente para intentar erradicar cualquier tipo de discriminación que se pueda presentar en el mundo laboral".

Por otra parte, Esther Espigares, secretaria de Igualdad y Formación UGT FICA Catalunya ha afirmado que uno de los objetivos del sindicato es la lucha contra cualquier tipo de discriminación. "Mirando datos vimos que el colectivo gitano tenía una tasa de desempleo de más de un 50%, y no únicamente al acceso al empleo sino también sufren discriminación en toda su trayectoria laboral y también en temas de formación ya que al tener menos formación, luego la promoción interna es mucho más complicada."

Teniendo en cuenta los datos vieron conveniente crear este grupo de trabajo para ver donde podían incidir para luchar contra esa discriminación en el ámbito laboral.

El proyecto consta de 3 ejes principales. El ámbito del asesoramiento al colectivo, incidiendo sobretodo en la negociación colectiva y la sensibilización para los afiliados y delegados. Y sobretodo potenciando la participación del colectivo gitano en la organización sindical.

Espigares ha explicado que esto es un problema de estereotipos, de unas ideas preconcebidas que nos vienen por la educación que hemos recibido y la única manera de cambiarlo es informando, haciendo jornadas, dando información y "rompiendo esas falsas creencias que todos tenemos en nuestras mentes".

Actualmente el equipo de trabajo está formado por cinco personas, delegados, secretarios generales de secciones sindicales y algunos presidentes de comités de empresa de grandes compañías.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.