Clara Sánchez.
Clara Sánchez. EP/CIVICAN - Archivo

Así lo ha aseverado la autora en una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la presentación en València de su última novela, 'El amante silencioso' (Planeta).

Esta vez, Sánchez introduce al lector en una trama protagonizada por Isabel, una mujer que debe ir a una región de Kenia para localizar y rescatar a un joven llamado Ezequiel que ha sido abducido por la Orden Humanitaria, una secta que esconde algo turbio. Isabel acepta la misión dispuesta a redimir la culpa que le atosiga desde que su hermano, víctima de otra secta, se suicidó sin que ella pudiera ayudarle.

Con este punto de partida, Clara Sánchez realiza una reflexión en torno a la manipulación, un concepto que "siempre está presente, de una forma u otra" en sus novelas, asegura la propia narradora.

"Las artes psicológicas, el engaño para convencer a los demás está muy presente y entre las emociones que tenemos los seres humanos, casi un superpoder, está el amor, un arsenal emocional que utilizan desde los líderes políticos hasta el vecino con el que nos encontramos en el ascensor. Todos los personajes de la novela están movidos por él, ya sea por ausencia o por presencia, cuando se convierte en un sentimiento avasallador", razona la autora.

Sánchez se muestra convencida de que cualquier puede ser manipulado. De hecho, apunta que en el origen de 'El amante silencioso" está ese temor a hacer algo por voluntad de otro que, según confiesa, es lo que "más miedo" le da después de la enfermedad y del sufrimiento de su seres queridos.

"MICROSECTAS"

La razón de esta vulnerabilidad reside, señala, en la necesidad de las personas de sentirse aceptadas por un grupo. En este contexto, advierte que "vivimos rodeados de microsectas" aludiendo a los desequilibrios de poder que se producen en las parejas y en las familias o a cómo en la actualidad "los mensajes de los partidos políticos ha cambiado mucho desde lo ideológico a lo sentimental porque por ahí entran más rápido".

Asimismo, ha manifestado que la desaparición de las familias "grandes, tribales" hace que estemos "más solos". "Somos carne de cañón", apostilla.

El libro ha hecho que la escritora pregunte cuál sería el signo de alarma si alguien intentara captarla para una secta. Y responde: "El momento sería cuando alguien te dice que tienes que olvidarte de tu pasado y de la gente de antes. Por mucho asco que dé tu vida anterior, la alerta debe saltar cuando quieren borrar tu identidad como persona".

'HOT NOIR'

'El amante silencioso' propone, además, una intriga apasionante y muestra el gusto de Sánchez tanto por los ambientes calurosos y mediterráneos como por el género negro. Por eso, acepta la etiqueta de 'hot noir' o negro cálido.

"Frente al negro nórdico (ambientado en escenarios gélidos) me encanta la atmósfera del calor, del mar, del sol brillando. Me encanta porque pasé mi infancia en Valencia y, del mismo modo que en los países nórdicos sanen diferenciar los tipos de nieve, nosotros distinguimos luces, aguas... El campo de La Mancha también se parece un poco al mar porque allí es donde Don Quijote confunde la bacía de un barbero con un yelmo al ser deslumbrado por el sol; no somos lo que parecemos", razona.

Por último, preguntada por qué supone esta obra en su extensa trayectoria, la escritora comenta: "Me ha encantado escribir toda la intriga de la novela y hablar del mundo diplomático español, pero también ha sido un viaje hacia mí misma porque, de la mano de Isabel que tiene que salvar a Ezquiel, me he dado cuenta de que yo tengo que salvarme más a mí misma y menos a los de mi alrededor. Es como cuando en los aviones te aconsejan que para ayudar a otro, antes tienes que ponerte la mascarilla tú", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.