Luke Perry, en 2018
Luke Perry dio su salto a la fama en 1990, tras el inicio de la mítica serie 'Sensación de Vivir' (1990 - 2000). El actor ha fallecido este lunes a los 52 años a causa de un derrame cerebral masivo. En la fotografía, se le ve en un evento en Los Ángeles, en marzo de 2018. GTRES

Ha pasado más de un mes desde la repentina y prematura muerte de Luke Perry. Sophie y Jack, los dos hijos del actor de Sensación de Vivir, retoman sus vidad. Mientras ella, ha regresado a África para continuar su trabajo como voluntaria, en cambio él se ha enfundado nuevamente la ropa de luchador para subir al ring.

"Me da un poco de miedo dejar mi casa tan pronto, pero hay mucho trabajo que hacer y alguien a quien hacer sentir orgulloso", escribe Sophie de 19 años. En la foto, aparece con una gorra de Andrews Construction, el nombre de la compañía de construcción ficticia de la que Luke Perry, también conocido como Fred Andrews, era el propietario en la serie de televisión Riverdale. "Es correcto que vuelva a hacer lo que empecé, lo mejor que pueda en el tiempo que queda", añade.

La joven está ya de vuelta en Malawi, donde estaba cuando Perry se encontró mal, mientras que su hermano Jack ha retomado sus peleas: "Tal vez nunca volveré a estar realmente listo, pero aquí estoy", escribió en Instagram junto a un vídeo de su retorno victorioso.

Veintiún años, pelo largo y rizado y un disfraz de tarzán: su nombre artístico es Jungle Boy y es una promesa de lucha estadounidense. "Echaré siempre de menos a mi padre, pero agradezco a todos su amor y apoyo".

Ver esta publicación en Instagram

I’m not sure I’ll ever be ready, but I’m back. Thanks for all the love and support. @gamechangerwrestling #jjsb3 #wrestlemaniaweekend2019

Una publicación compartida de Jungle Boy • Jack Perry (@boy_myth_legend) el6 Abr, 2019 a las 2:14 PDT

En resumen, los dos hijos de Luke Perry tratan de recuperar la sonrisa, a pesar de las críticas sobre su estilo de vida por parte de algunos usuarios en las redes: "No pedí esta atención de los medios", se desahogó Sophie en su perfil de Instagram.

"Mi voluntad ciertamente no era terminar en estos focos virtuales. Tengo 18 años y tengo derecho a reírme y seguir viviendo mi vida de la manera más normal posible. No me quedaré en casa llorando solo porque alguien me lo diga en internet. Y también porque mi padre, ciertamente, no hubiera querido esto", concluyó.

Ver esta publicación en Instagram

Since my dad died I have received a lot of attention online. And most of it has been positive but of course, some people just can’t be nice. And I’m here to say that I did not ask for this attention, I did not ask to be thrown into some virtual spotlight, and while I don’t mean to offend anybody, I’m also not going to cater to any one else’s needs and beliefs. I’m 18. I swear like a sailor and sometimes I dress like a hooker. And I support causes and you may not. And most importantly. I am going to laugh and smile and live my normal life. YES I am hurt and sad and crying and beside myself with what happened to my dad. It’s the worst thing to ever happen in my life. And I am torn the fuck up over it. But I’m not going to sit in my room and cry day in and day out until the internet has deemed it appropriate for me to do otherwise. And if you knew my dad you would know he wouldnt want me to. So you shouldn’t either. So to those of you shaming me for my language and my wardrobe and most disgustingly, my grieving process, do us both the favor and just unfollow. It’s a waste of both of our time.

Una publicación compartida de Sophie Perry (@lemonperry) el11 Mar, 2019 a las 2:12 PDT