La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado de Cantabria (FAPA) ha registrado hoy un escrito dirigido al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, pidiéndole que "evite" la aprobación del calendario escolar 2019-2020, prevista para este martes en la Mesa Sectorial de Educación.

Una petición de FAPA argumenta en que, "además de no contar con el consenso de toda lacomunidad educativa", supone "un ataque directo al derecho que tienen nuestros hijos a unaeducación de calidad".

Asimismo, como ya anunció la federación, también hoy ha registrado sendos escritos dirigidos a todos los grupos parlamentarios instándoles a que exijan al consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, a que "cumpla" su resolución del 24 de septiembre de 2018 para crear una mesa que busque un calendario escolar de consenso.

En el documento dirigido a Revilla, FAPA afirma que tras haber "escenificado la convocatoria de esta mesa en una sola cita", el consejero pretende aprobar el calendario escolar "sin haber negociado nada en la misma, mientras sí lo está haciendo en la mesasectorial, donde debe negociar las cuestiones relativas a las condiciones laborales delprofesorado, pero en ningún caso lo que se refiere al alumnado".

Igualmente, indica que "lo más grave" es que el calendario que pretende aprobar Educación "recorta 33 horas lectivas (más de una semana de clase) al alumnado sin haber reducido en nada el currículo a desarrollar a lo largo del curso". Además de que, dice, "todos los pasos que ha dado el consejero" se dirigen a "legalizar el incumplimiento" de las horas lectivas mínimas.

FAPA pide la intervención de Revilla a la vista del "apoyo" que le trasladó el pasado 30 de octubre en una reunión en la que el regionalista también manifestó "su firme compromiso con los servicios públicos y, en concreto, con la educación", según la federación.

En cuanto al escrito dirigido a los grupos PP, PRC, PSOE, así como a Verónica Ordóñez, y los diputados del Grupo Mixto Rubén Gómez, Juan Ramón Carrancio y José Ramón Blanco y Alberto Bolado.

FAPA denuncia que el consejero "no ha demostrado ningún interés" en cumplir la proposición no de ley de poner en marcha una mesa de negociación con Educación, profesores y familias, que se ha reunido en dos ocasiones, así como que mañana se aprobará el calendario sin haber convocado nuevamente la citada mesa de negociación.

"Es evidente que el consejero de Educación ha incumplido el mandato del Parlamento de Cantabria" y "ha mostrado un absoluto desprecio a las organizaciones y sectores que representamos que, con nuestra mejor voluntad, hemos acudido a esta mesa de negociación para buscar una solución satisfactoria para todas las partes. Y lo más grave de todo, está utilizando la educación de nuestros hijos para poner fin a un conflicto laboral, negociando el calendario escolar en mesa sectorial en contra de lo recogido en el Estatuto Básico del Empleado Público", dice FAPA.

Por todo ello, insta a los grupos a exigir al consejero de Educación a que cumpla con el mandato del Parlamento.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.