Lambán subraya el 'avance sustancial' de las prestaciones sociales 'en calidad y
Lambán subraya el 'avance sustancial' de las prestaciones sociales 'en calidad y EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha remarcado el "avance sustancial" que han experimentado las prestaciones sociales esta legislatura "en calidad y cantidad", después de que el presupuesto del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) haya sido el "más alto de su historia".

Lambán ha presidido el acto de entrega de diplomas a 26 trabajadores del IASS, que se ha celebrado en las nuevas instalaciones de la plaza del Pilar de Zaragoza, al que también han acudido la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, el gerente del Instituto, Joaquín Santos, y la directora provincial del IASS en Zaragoza, Noelia Carbó.

El presidente ha recordado que el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) ha cumplido 25 años de existencia y su gestión ha recibido el Premio Cuarto Pilar, hace pocas semanas, si bien solo acudieron a recibirlo los máximos responsables y, por eso, "nos parecía de justicia que fueran todos los trabajadores quienes tuvieran un pequeño reconocimiento porque todos ellos son partícipes del éxito del IASS en la prestación de un servicio tan importante como es el IAI".

El jefe del Ejecutivo autonómico ha esgrimido que las políticas sociales "han sido uno de los pilares de nuestra gestión estos cuatro años" y, como ejemplo, ha dicho que en la ciudad de Zaragoza "hemos pasado a conveniar con el Ayuntamiento de la capital aragonesa de 6 a 16 millones de euros", mientras que en el caso del IAI y de la dependencia "hemos más que duplicado las personas atendidas respecto a cuando llegamos al Gobierno".

Por otra parte, se ha felicitado de haber podido cumplir su objetivo de trasladar las dependencias del IASS al edificio que ocupaban anteriormente los juzgados de Zaragoza en la plaza del Pilar, con una "sede digna ubicada en el corazón de la ciudad".

Según ha dicho, las obras desarrolladas en una primera fase por valor de 1,5 millones de euros han permitido trasladar aquí la dirección provincial del IASS, mientras que ahora se va a iniciar la segunda fase, por valor de 2,5 millones, que permitirá que a final de año se produzca el traslado de todos los servicios del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, incluida la propia consejería, salvo el Instituto Aragonés de la Juventud, que seguirá en la calle Franco y López.

100.000 PERSONAS

Lambán ha indicado que cuando las instalaciones de la plaza del Pilar estén a pleno rendimiento "pasarán por ellas unas 100.000 personas" al año, un hecho que va a contribuir a "revitalizar" el Casco Histórico, tras la actividad que se perdió con el traslado de los juzgados.

La nueva sede comenzó a funcionar el pasado 25 de marzo y actualmente han hecho su traslado allí 160 trabajadores -los responsables de prestaciones y dependencia-, si bien cuando lo hagan la totalidad de servicios sumarán 500.

De los cinco edificios que componían los antiguos juzgados de la plaza del Pilar, se ha actuado en uno, el conocido como la Casa de los Servicios Sociales, que está unido por la planta baja a otros dos, en los que se ubicará el resto del Departamento tras la segunda fase de obras.

En ella, se actuará en los edificios B y C y el antiguo juzgado de guardia, que albergarán las oficinas de todo el departamento y la gerencia del IASS y parte del servicio de menores. En la planta baja, habrá un amplio espacio multifuncional, como el laboratorio participación ciudadana, aula de informática, biblioteca y sala polivalente.

Lambán ha dicho que la atención que se ofrece en estas instalaciones "pone a prueba la fibra moral de un gobierno" y "en estos momentos es un imperativo político de primera magnitud" puesto que "no se han cerrado todavía las heridas de la crisis".

En este sentido, ha esgrimido que mientras éstas estén abiertas "consideraré que nuestra democracia está incompleta, se tambalea, y por tanto hasta por un puro imperativo político es necesario seguir invirtiendo más y desarrollando esfuerzos en estas políticas".

El presidente aragonés ha dirigido unas palabras para los trabajadores, que "han acreditado su compromiso y profesionalidad" y sin quienes sería imposible que Aragón "lidere" este ámbito.

IAI

La consejera María Victoria Broto se ha referido a la gestión del IAI, que cuando accedió al Gobierno, en julio de 2015, tenía una lista de espera de diez meses y que se puso al día en octubre de ese año, con 17.000 beneficiarios actualmente, el 30 por ciento menores, de forma que es una prestación que también supone "luchar contra la pobreza infantil".

Ha añadido que ésta no es una ayuda cronificada, ya que solo 350 familias la reciben desde su inicio y "las demás van entrando y saliendo", para apuntar que gracias a la mejora de la economía desde abril de 2017 se está produciendo una reducción de peticiones y concesiones.

También ha aportado otros datos, como que el 70 por ciento de las personas que la reciben tienen nacionalidad española y que el 67 por ciento son mujeres. Desde el Gobierno de Aragón han señalado que el IAI ha atendido en 2018 a 9.000 familias -datos acumulados, dado que van cambiando los titulares- con un total de miembros componentes de sus unidades familiares de 24.000 personas beneficiarias, mientras que

con fecha de diciembre de 2018 recibían esta prestación 6.832 familias.

Broto ha subrayado que los trabajadores que gestionan el IAI "lo dan todo para que mejore el día a día de estas familias", a pesar de que los expedientes de tramitación "son complicados".

Por su parte, la directora provincial del IASS, Noelia Carbó, ha indicado que estos 26 trabajadores han contribuido a la dignificación del servicio, valorando su esfuerzo, implicación y sensibilidad en la gestión "ágil y facilitadora" de una prestación que pretende la plena integración social y laboral de personas en situación de vulnerabilidad.

NUEVO SERVICIO

El Ejecutivo ha indicado que con el traslado se ha puesto en marcha un nuevo sistema de atención para la dirección provincial del IASS, cuyo objetivo es agilizar los trámites e intentar dar una respuesta más inmediata al ciudadano.

El nuevo teléfono de atención -976 70 17 05- está atendido por un 'call center', gestionado por la Fundación DFA, en el que todos los trabajadores son personas con discapacidad, que sirve, por una parte, para responder las dudas o peticiones de información de los ciudadanos sobre los servicios y prestaciones que ofrece el instituto Aragonés de Servicios Sociales.

La media de llamadas recibidas por el nuevo servicio al día es de unas 200. De estas, se dan unas cinco citas previas al día de forma que gracias a este servicio se ha evitado que la mayoría de gente tenga que trasladarse a la sede del IASS.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.