Sucesos.-
Sucesos.- POLICÍA NACIONAL

La joven entró en el establecimiento junto a un hombre, al que aún no se ha identificado, y ambos se apropiaron de una prenda de piel, han informado a Europa Press fuentes policiales.

El propietario del establecimiento presentó una denuncia ante la Policía, tras lo que los agentes tomaron declaración a la empleada que atendió a los supuestos "clientes" y aportó características de los autores, además de las gestiones de investigación pertinentes que resultaron de gran ayuda para la total identificación de la presunta autora del hurto.

La dependienta manifestó que la pareja había entrado junta en el establecimiento y fue la mujer la que solicitó que le mostrase varias prendas de piel.

Mientras se probaba alguna de ellas, el hombre se había mantenido en un extremo de la tienda y despertó sospechas a la dependienta, si bien no fue hasta minutos después de que abandonaran el establecimiento sin realizar ninguna compra cuando la trabajadora pudo comprobar que le había desaparecido de la tienda una prenda de piel valorada en 2.400 euros y que el varón había cogido de un perchero para esconderla bajo el abrigo que vestía y llevársela.

Con esa información, se realizaron investigaciones oportunas, que dieron como resultado la plena identificación de la presunta autora por parte de la empleada de la peletería.

El estudio de las denuncias que se habían presentado con anterioridad en la Policía Nacional por hechos similares permitieron saber que, anteriormente al hurto ocurrido en Burgos, agentes del Cuerpo en Gijón habían detenido a la misma joven como presunta autora del hurto de otras dos prendas de piel valoradas en 2.200 y 1.800 euros en un establecimiento de esa ciudad.

Consulta aquí más noticias de Burgos.