Cinco personas han sido detenidas por la Policía Nacional en Málaga por pertenecer a una red que operaba desde 2009 en Dinamarca y Polonia y estaba especializada en trata de mujeres, a las que obligaba a prostituirse y llegó a tatuar textos para indicar su propiedad.

Los implicados habían huido de su país, donde eran buscados por las autoridades polacas por crimen especializado y violento, blanqueo de capitales y trata de mujeres, e iban armados habitualmente con cuchillos, machetes o bates, informa este lunes la Policía en un comunicado.

La investigación comenzó hace seis meses en España cuando se identificó a varios de los integrantes del grupo y se detectó una nave en la localidad malagueña de Estepona con grandes medidas de seguridad.

Una vez asentados en Mijas y Estepona, los miembros del grupo criminal se dedicaban a cultivar grandes cantidades de marihuana para distribuirla en otros países y así financiar las actividades criminales que desarrollaban en el norte de Europa.

En los prostíbulos que poseían en el norte de su país llegaron a tatuar a las víctimas textos indicando que eran de su propiedad.

Durante la actuación, que se ha saldado con el arresto de otras dos personas en Polonia, se ha desmantelado un cultivo de marihuana hallado en una nave de Estepona que posteriormente distribuían en otros países europeos.

En España se les ha arrestado por estar relacionados con un delito de tráfico de drogas, falsificación de documentos y pertenencia a organización criminal, además de los delitos por los que se les buscaba en Polonia (asesinato, trata de mujeres, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal).

En la operación se han llevado a cabo dos registros domiciliarios en los que se han intervenido 2.533 plantas de marihuana, 220 kilos de hachís, un cultivo hidropónico de marihuana, documentación, varios dispositivos electrónicos y 5.000 euros en efectivo.