La CVE advierte del incremento del absentismo laboral y cree que las mutuas podr
La CVE advierte del incremento del absentismo laboral y cree que las mutuas podr CVE

La presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), Ángela de Miguel, ha advertido del alto incremento del absentismo laboral desde que finalizó la crisis y considera que las mutuas podrían gestionar mejor las bajas que los médicos de familia por una mayor experiencia en el ámbito de la medicina del trabajo.

De Miguel se ha expresado así tras reunirse con la cabeza de lista del PP al Congreso por la provincia de Valladolid, Isabel García Tejerina.

La presidenta de la patronal vallisoletana y vicepresidenta de la autonómica ha advertido del coste que supone este absentismo, que en España se asocia a la recuperación económica y a la dificultad de gestión del modelo, sobre todo en lo que se refiere a las enfermedades comunes, que es lo que supone el mayor problema.

Según la CVE, el absentismo laboral derivado de la incapacidad temporal por contingencias comunes en 2017 tuvo un coste de 140,15 millones en la provincia de Valladolid, un incremento del 8,6 por ciento respecto al año anterior. El coste directo para las empresas se cacula en 60,51 millones, casi un 8 por ciento más que en 2016.

En este contexto, Ángela de Miguel ha señalado que las personas que dan las bajas son médicos de familia y no tienen formación en medicina del trabajo, pero además tienen un tiempo "escaso" para la atención a cada paciente. Frente a ello, ha apuntado a que hay "otro modelo de trabajo" que son las mutuas, expertas en medicina del trabajo que, sobre todo en materias como la traumatología, tienen una atención muchísimo más corta que la que Seguridad Social.

"Se pueden aprovechar a las mutuas de accidentes de trabajo que ya se tienen con personal formado y podrían hacer mejor gestión de este tipo de bajas", ha señalado la presidenta de la CVE, quien ha agregado que la última reforma que se llevó a cabo intentó disminuir la burocracia, pero el resultado ha sido el contrario.

Así, considera que un modelo más eficiente de la gestión de enfermedades comunes, que es donde se encuentra el mayor problema, sería bueno para todos.

En cuanto al absentismo, una de las medidas que ha recordado que propone la patronal es acordar, en el marco de las negociaciones con los sindicatos, vincular subidas salariales a la reducción del absentismo.

"Si hay compromiso de la plantilla de sacar actividad supone un ahorro que lógicamente tendrá que repercutir sobre los trabajadores", ha añadido De Miguel, quien ha señalado otras medidas para incentivar un cambio de modelo para que la tramitación de las bajas sea más ágil como una mayor formación en medicina del trabajo para quienes dan las bajas.

De Miguel, tras reunirse con la candidata del PP, ha destacado la importancia de la figura del empresario y ha puesto en valor el trabajo que lleva a cabo para generar riqueza y puestos de trabajo como "la mejor política social".

Así, ha destacado la necesidad de que se lleven a cabo propuestas como la que propone el PP de bajar los impuestos o la importancia de hacer un "test pyme" antes de desarrollar cualquier medida legislativa para valorar el impacto que tendrá porque muchas veces se legisla pensando en grandes empresas cuando el tejido productivo es de pequeñas.

Además, ha vuelto a insistir en la preocupación de la patronal, además de por el absentismo laboral, por la presión inspectora que existe en Valladolid.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.