Marc Jacobs
Marc Jacobs y su marido Char Defrancesco en el Soho de Nueva York. GTRES

La ciudad de Manhattan paró su actividad para el día más feliz en la vida de Marc Jacobs. Y es que la cantidad ingente de caras conocidas que fueron a la boda del modisto y su pareja, el modelo y empresario Char DeFrancesco, fue una lista tan increíble como casi inabarcable.

El diseñador de 55 años, cuya pedida de matrimonio fue tan inusual como tierna, con un flash mob en un restaurante de comida rápida mexicana, no escatimó a la hora de enviar invitaciones y se notó en el resultado.

Una alta representación del mundo de la moda fue a ver el enlace y, como no podía ser de otra manera, muchas de ellas asistieron con modelos diseñados por el novio.

La recepción del enlace matrimonial fue en el conocido Manhattan The Grill, un restaurante al que fueron llegando los invitados y que culminó con la llegada, tras el "sí, quiero" de Jacobs y DeFrancesco, de 37 años, en un Rolls Royce de estilo vintage.

Allí se encontraban Naomi Campbell con transparencias y top negro, las hermanas Bella y Gigi Hadid, Kaia Gerber, Emily Rajatkowski con un impresionante vestido amarillo, Helena Christensen o Mindy Burna.

Ver esta publicación en Instagram

Congratulations @themarcjacobs @chardefrancesco 💍✨💍 wishing you many years of as much joy as you brought us last night!

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el7 Abr, 2019 a las 6:07 PDT

También se dejaron ver Christy Turlington y su marido, el actor Edward Burns, Kate Moss y su hija, Lila  Grace Moss Hack, la actual imagen de marca de belleza de Jacobs, o Amber Valleta.

También estaban, preparadas para cantar el Can't take my eyes off you o tomar una porción de la tarta nupcial (de cinco pisos) la famosa editora de Vogue Anna Wintour, que sorprendió con un estampado florar, que dijo será un acierto toda la primavera.

Gentes del mundo de la música y el cine fueron otros de los grandes asistentes como Justin Theroux, Christina Ricci, Rita Ora, Chloë Sevigny, Debi Mazar, Mya y Debbie Harry.

El ya matrimonio, que lleva junto tres años, comenzó a dar pistas de su enlace en Instagram, con algunas fotografías y comentarios, como el primero que decía ""Solo un selfie rápido de sábado en este magnífico y bonito día".

Sin embargo, la pista definitiva fue un broche de diamantes con forma de pingüino que Jacobs lució por una hermosa razón: "Los pingüinos tienen un solo socio, un compañero de por vida. Un gran ejemplo de fidelidad y lealtad".