Después de que este viernes publicaran las 264 medidas que incluye su programa electoral, Podemos ha difundido este lunes por la mañana una versión reducida de su programa electoral en forma de Constitución Española con la intención de captar la atención del electorado, en la línea de lo que el partido morado hizo en las elecciones de 2016, cuando explicó sus medidas como si se tratase de un catálogo de Ikea.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha presentado el programa electoral en una rueda de prensa en Madrid junto a los dirigentes de la formación morada Ignacio Álvarez, Ione Belarra, Pablo Echenique y Sofía Castañón, donde ha mostrado el libro que contiene 153 de las 264 propuestas del programa de Podemos. Un acto que en las redes sociales se ha movido con el hashtag #UnProgramaParaLaGente.

"Nosotros proponemos que la Constitución Española se lea porque está llena de artículos pensados y concebidos para proteger a la gente. Hemos querido hacer un programa de estricta aplicación de los artículos que protegen a la gente. Son artículos de los que no se habla", ha explicado Pablo Iglesias, que ha pedido a los "autodenominados constitucionalistas" que se presten a debatir con Podemos la aplicación de los artículos destinados a proteger las garantías democráticas y de ciudadanía, de justicia laboral, fiscal y territorial.

Iglesias ha explicado que, en un tiempo en el que los partidos arrojan la Constitución contra sus rivales políticos, su formación quiere que se pueda discutir de esos artículos que no se aplican. "Hemos apostado por este formato para que la gente conozca cuáles son nuestras propuestas", ha explicado el candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno en su primera rueda de prensa tras volver de su baja de paternidad.

Prohibición de las amnistías fiscales

El secretario general de Podemos ha prometido de forma rotunda que si gobierna publicará la lista de todos los amnistiados fiscales y prohibirá las amnistías fiscales. "Nosotros sí la publicaremos", ha dicho.

El dirigente de Podemos ha insistido en que su propuesta es un sistema fiscal justo donde las rentas más altas paguen más impuestos e inspirado en la igualdad y la progresividad.

Ha recordado el artículo 31.1 de la CE, en el que dice que "todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad", y ha insistido en que se deben recuperar los 60.000 millones de euros destinados al rescate bancario y a la necesidad de que Bankia sea una entidad pública.

Iglesias ha aludido a la subida del IRPF para rentas superiores a 100.000 euros anuales, a la reforma del Impuesto de Sociedades para elevar los tipos mínimos y llegar hasta el 20% para la banca y las petroleras, así como a la creación de un nuevo impuesto que grave las grandes fortunas y el gravamen a la banca.

Asimismo, se ha referido al artículo vinculado al derecho al trabajo y ha afirmado que "este artículo no se cumple y la mayoría de los partidos que se llaman constitucionalistas son responsables de ello". Ha abogado por reducir la temporalidad con un solo contrato que no exceda del mes y que la concadenación de contratos no supere los 6 meses, al tiempo que ha propuesto medidas para que sean penalizadas las empresas que tengan una brecha salarial de más del 20%, la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y la creación de agentes especiales en la AEAT para que se frene la economía denominada "uberización".

Por último, Iglesias ha nombrado el artículo 128 de la Constitución que garantiza que toda la riqueza de país debe tener un interés general.

Recaudación de 40.000 millones

La propuesta fiscal de Unidas Podemos, de subida de impuestos para las rentas más altas y para las grandes fortunas y grandes corporaciones contempla una recaudación adicional de entre 35.000 y 40.000 millones de euros al año a lo largo de la legislatura y reducir a la mitad la brecha de 8 puntos de PIB que España tiene frente a la media europea.

El secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, se ha referido al artículo 10 de la Constitución española que habla de los derechos "inviolables" y fundamentales del ciudadano y ha dicho que un gobierno de su partido garantizará que no haya ningún adulto en España que tenga unos ingresos inferiores a los 600 euros. Se trata de la propuesta clave de renta mínima de inserción defendida por Podemos desde su creación. "¿Y cómo lo pagamos?", ha preguntado Echenique a la vez que respondía que "haciendo que paguen impuestos los que no pagan".

Horizonte verde

Por su parte, el dirigente económico se ha referido al artículo 45 de la Carta Magna que consagra el derecho a disfrutar del medio ambiente pero también a cuidarlo y ha afirmado que la política económica de Unidas Podemos tiene como "vector" principal un horizonte verde que haga reducir la contaminación y el calentamiento global del planeta.

Para ello se ha referido a la creación de un banco de inversiones y de una vicepresidencia dedicada a la transición ecológica. "Este país ya tiene talento suficiente para que en 2040 el grueso de la energía mayoriaria provenga de fuentes renovables. Sólo hace falta la voluntad política", ha puntualizado al tiempo que ha insistido en que la rehabilitación de 500.000 viviendas al año para convertirlas en eficientes, "no entraña un coste importante" y puede garantizar el empleo de mucha gente "que lo perdió en la construcción".

Por su parte, Ione Belarra ha defendido limitar las subcontrataciones cuando se trata de la actividad principal de la empresa y ha puesto como ejemplo la situación de las camareras de piso que es "una verguenza". "Un gobierno digno debe poner en el centro los derechos de los trabajadores", ha dicho.