El conseller de Proyección Económica y Ocupación, Miquel Company, hizo ayer domingo una valoración positiva de los resultados, asegurando que se ha cumplido el propósito principal que se habían marcado desde la institución insular, consiguiéndose los objetivos de flujos económicos y actividad comercial, con un aumento "considerable" del consumo de catas y venta de productos "que han dejado muy satisfechos a los productores".

Por su parte, el director de la feria, Pere Palau, ha valorado la colaboración que se ha establecido entre productores y el sector de la cocina y ha señalado que los productores se han mostrado "motivados" con la participación en el certamen.

"Algunos restauradores han aprovechado la ocasión para conocer los productos locales y establecer comerciales y colaboraciones", ha concluido.