iPhone
Un iPhone cargando la batería. GTRES

Yangyang Zhou y Quan Jiang, dos ciudadanos chinos que estudian en el estado de Oregón (EE UU), se enfrentan cargos federales por una supuesta estafa a Apple por alrededor de 900.000 dólares (algo más de 801.000 euros).

Según informa el diario local The Oregionan, que cita documentos judiciales, el plan delicitvo de los estudiantes se basaba en la explotación de la política de devolución de dispositivos con fallos de la compañía estadounidense.

De esta forma, los jóvenes importaron miles de iPhone falsificados de China y luego los enviaron a Apple para que allí los repararan.

En la mayoría de los casos Apple reemplazó los teléfonos falsos por originales y los estudiantes los enviaron a China para que fueran revendidos.

En total, la empresa americana aceptó 1.493 de 3.096 reclamos por la garantía entre abril de 2017, año en el que los agentes comenzaron a investigar esta presunta estafa, y marzo de 2018.