Superman, Indiana Jones y el Halcón Maltés triunfan en una subasta de cine

  • Los fanáticos del cine se dejaron una auténtica fortuna en objetos de "película" en una subasta de Las Vegas.
  • El precio más alto lo alcanzó la emblemática estauilla de 'El halcón maltés', vendida por 250.000 dólares.
  • El esmoquin de Tom Cruise en 'Misión imposible', fue uno de los objetos más "baratos", subastado por 450 dólares.
'Indiana Jones', 'El halcón maltés' y 'Superman' triunfaron en una subasta "de cine".
'Indiana Jones', 'El halcón maltés' y 'Superman' triunfaron en una subasta "de cine".
ARCHIVO
El látigo de Indiana Jones, el traje de
Superman, el sombrero de la bruja del oeste en
El Mago de Oz, la estatua de
El Halcón Maltés y otros 850 objetos relacionados con el mundo de la música o la política alcanzaron precios de película en una puja celebrada este fin de semana en
Las Vegas.

La casa de subastas neoyorquina Guernsey's puso al alcance de fanáticos cinéfilos una impresionante lista de artículos de la colección privada de Anthony Pugliese, un particular que pasó los últimos veinticinco años recopilando objetos de culto.

La compra más alta fue la mítica estatua del halcón de El Halcón Maltés(1941), clásico del cine negro y trampolín para Humphrey Bogart, que se despachó por 250.000 dólares.

En segunda posición, y superando todas las espectativas, se sitúa el sombrero de la malvada bruja del oeste de El Mago de Oz (1939), que alcanzó los 170.000 dólares tras trece pujas, aunque su valor estimado al inicio estaba en 80.000.Mago de Oz

Otra de las estrellas de la subasta fue Indiana Jones, cuyo látigo fue a parar a un postor que llegó a subir hasta los 57.500 dólares. El santo grial que el arqueólogo interpretado por Harrison Ford encontró en su última cruzada se vendió por 35.000 dólares.

La indumentaria original de Superman empleada por Christopher Reeve en la primera y segunda parte de la saga se adjudicó por 45.000 dólares, 10.000 más que el precio que alcanzó el traje de murciélago usado por Michael Keaton en Batman vuelve(1992).

De la túnica de Moisés a la máscara de El Zorro

Antonio Banderas.La túnica que llevó Charlton Heston en Los diez mandamientos (1956) se vendió por 30.000 dólares, muy por encima del conjunto negro que enmascaraba la identidad de Antonio Banderas en La máscara del zorro (1998), que se cerró en 20.000.

La espada que Mel Gibson utilizó en la heroica Braveheart (1995) cotizó en 25.000 dólares, mientras que las armas de Gladiator (2000) fluctuaron entre los 400 y los 1.000 dólares.

El cuervoHasta 7.500 dólares se llegaron a pagar por la chaqueta de cuero deBrandon Leeen El cuervo (1994), 5.000 dólares por la que usó Al Pacinoen El padrino (1972) y 2.250 por la que empleó Michael J. Fox en Regreso al futuro (1985).

Una de las pujas más "económicas" fue el esmoquin de Tom Cruiseen Misión Imposible (1996), adjudicado por 450 dólares.

Los clásicos ya no venden tanto

Los nombres de actores míticos en papeles inolvidables, siguen contando con compradores seguros, pero la puja no fue tan alta como cabría esperar. Así, Los pujantes se desprendieron de 15.000 dólares por la chaqueta de lana que llevó el legendario James Dean en Al este del edén (1955). El sombrero de Marlon Brando en El padrino se vendió por 7.500 dólares, mientras que la peluca de Elizabeth Taylor en Cleopatra (1963) alcanzó los 7.000.

Hasta 10.000 subió la puja para uno de los bastones que Charles Chaplin utilizó para interpretar a Charlot y 20.000 por una pitillera de Tiffany que le regalaron a Clark Gablecuando terminó Lo que el viento se llevó (1939).

Madonna y Los Beatles también triunfaron

En el ámbito musical, dos trajes de John Lennon sumaron 120.000 y 75.000 dólares, este último fue el que empleó el miembro de Los Beatles para la portada de Abbey Road (1969), aunque el lote de cuatro uniformes que utilizaron los miembros de la banda para las fotos de la cubierta del disco Please, Please Me (1963) fue el más rentable, 160.000 dólares.

Madonna.El vestido de novia de Madonna en el vídeo de Like a Virgin (1984) se vendió por 6.000 dólares, mientras que un collar propiedad de Elvis Presley alcanzó la importante suma de 90.000 dólares.
Una pistola mítica se quedó sin comprador

La subasta tenía como plato fuerte la venta del arma con la que Jack Ruby mató a Lee Harvey Oswald, el asesino de John Fitzgerald Kennedy, pero finalmente se quedó sin comprador, ya que las pujas no superaron el precio mínimo, de entre 2 y 3 millones de dólares.

Como curiosidades, también destacaron en la puja la camisa de fuerza del legendario escapista Houdini y una brocha del icono de la cultura pop, Andy Warhol, adjudicados en 22.000 y en 4.000 dólares respectivamente.


Mostrar comentarios

Códigos Descuento