Oposiciones
A la primera prueba de evaluación para el ejercicio de la abogacía del año 2019 se han inscrito 6.217 aspirantes, de los que el 57,2% son mujeres. XUNTA - Archivo

Este sábado se celebrará por toda España la primera prueba de evaluación de la aptitud profesional para el ejercicio de la abogacía del año 2019, en la que se han inscrito 6.217 aspirantes, de los que el 57,2% son mujeres.

Según informó el Ministerio de Justicia respecto a 2018 ha aumentado en un 60,3% el número de extranjeros que ha solicitado realizar el examen, hasta un total de 346. Como en anteriores convocatorias, los aspirantes tendrán la posibilidad de examinarse en las diferentes lenguas cooficiales del Estado.

Desde la entrada en vigor de la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de abogado y procurador de los tribunales, estos profesionales deben superar esta prueba de aptitud como requisito previo al ejercicio de su actividad. El examen se convoca de forma conjunta por el Ministerio de Justicia y el de Ciencia, Innovación y Universidades.

Para las pruebas se han establecido ocho sedes para la realización del examen debido a la alta participación. Las ubicaciones están en distintas comunidades autónomas. Así, en la Universidad Complutense de Madrid se examinarán 2.925 aspirantes; en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona realizarán la prueba 936 aspirantes; en la Universidad de Valencia habrá 619 aspirantes; y 279 están citados en la Universidad del País Vasco.

El Campus Universitario de Teatinos en Málaga reunirá a 820 aspirantes; la Universidad de Murcia un total de 189 personas; en la Academia Gallega de Seguridad en La Estrada (Pontevedra) se examinará a 258 candidatos; y en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria serán 191 candidatos.

Prueba escrita teórico-práctica

Justicia explicó que la evaluación consistirá en una prueba escrita objetiva de contenido teórico-práctico con respuestas múltiples. El examen ha comenzado a las 10:00 horas (una hora antes en Canarias) y tendrá una duración de cuatro horas.

Los aspirantes deberán contestar a un total de 75 preguntas. Las 50 primeras hacen referencia a materias comunes al ejercicio de la profesión y las 25 restantes están relacionadas con las especialidades de Derecho Civil y Mercantil, Penal, Laboral y Derecho Administrativo y Contencioso-Administrativo, entre las que los candidatos deberán elegir una entre las cuatro opciones posibles.

La calificación final del candidato será el resultado de la media ponderada entre el 70% de la nota obtenida en esta prueba y el 30% de la nota del curso de formación especializada, cuya realización previa es imprescindible para esta evaluación de acceso a la abogacía.