La Policía Nacional investiga las causas del suicidio de un menor de 16 años el pasado lunes en Madrid y si tiene algún tipo de relación con el acoso escolar que, al parecer, sufría por parte de un compañero de instituto que ha sido detenido.

Fuentes de la investigación han indicado a Efe que, de momento, la primeras pesquisas han concluido que el acoso que presuntamente sufría el menor no es la causa determinante del suicidio, ya que el joven había intentado quitarse la vida en 2016.

Otras fuentes consultadas han precisado a Europa Press que el joven residía en Madrid desde hacía unos meses y que pudo quitarse la vida por un desengaño amoroso.

Fuentes de la Consejería de Educación e Investigación han desvinculado el suicidio de un posible caso de acoso escolar tras iniciar un proceso de información reservada que aún continúa abierto.

Fuentes de la Consejería de Educación han explicado a Efe que la madre y la tutora del menor fallecido, alumno de cuarto de la ESO, hablaron después de que éste faltara sin justificar tres días a clase la semana pasada, concretamente el miércoles, jueves y viernes. Ambas comentaron que era un alumno "con buenas notas, sociable y que no tiene problemas en el centro con nadie", de acuerdo a las mismas fuentes.

El menor se suicidó fuera del centro escolar e "inmediatamente" se abrió el proceso de información reservada por parte de la Consejería de Educación, que ha recalcado que el instituto pasó el test Sociescuela —relativo al acoso escolar— en diciembre con resultado negativo, por lo que concluye que la convivencia en el centro es buena.

Segundo caso en el mismo centro en cuatro años

Hace cuatro años, en 2015, una alumna con discapacidad del mismo centro, el IES Ciudad de Jaén ubicado en el barrio de Usera, se quitó la vida tras sufrir acoso escolar. Entonces, la Comunidad sancionó al director del centro, lo que le condujo al traslado forzoso sin cambio de residencia y con suspensión de funciones durante seis meses.

Según el informe de la inspección educativa, el director Luis Carlos Pérez "incumplió" el protocolo de actuación para los supuestos de acoso escolar, "al conocer el caso previamente y no haber elevado la denuncia a la Dirección de Área Territorial o a la Inspección Educativa", señalaron entonces fuentes de la Consejería de Lucía Figar. Sin embargo, el director recurrió y un Juzgado anuló las sanciones e impuso a la Comunidad el pago de costas.

En ese caso, la familia de la menor había interpuesto dos denuncias por acoso escolar días antes antes de que la joven se precipitase desde su vivienda.

En 2015, el centro dijo que se "volcó" en esta alumna, a la que "atendió" su diversidad, y estuvo "atento a resolver todos los problemas" que le surgieron, y que también se detectaron y se pusieron "todas las medidas posibles para resolverlos".

El fallecimiento de la niña fue "un duro golpe para todos", añadió el director del IES en aquel momento, quien aseguró que se hizo "todo lo posible para ayudarla" y asumió la responsabilidad que les correspondía como centro donde la menor desarrollaba su vida escolar.

Consulta aquí más noticias de Madrid.