El 40% de los inmigrantes que piden un mediador lo hace para ir al médico

La lengua es una de las principales barreras con las que se encuentran los inmigrantes a la hora de ir al médico.

De hecho, de los que solicitaron ayuda al Centro de Atención al Inmigrante (CAI) en 2007, un 40% pidió que un traductor les acompañara al centro de salud o al hospital.

Otro 20% requirió un intermediario lingüístico para saber cómo solicitar ayudas u otro tipo de prestaciones sociales.

También un 20% solicitó que les ayudaran a abrir una cuenta en el banco, a empadronarse en el Ayuntamiento y a resolver otros papeleos burocráticos.

Los mediadores también les indican cómo apuntar a sus hijos al colegio y les acompañan para hablar con sus profesores sobre cuáles son las materias que más les cuestan, sobre sus notas...

Durante el año pasado el CAI acudió en ayuda de los inmigrantes en 1.673 ocasiones, tanto por teléfono como en persona.

Además, los mediadores acompañaron a los inmigrantes a resolver sus problemas en 353 ocasiones.

Tres mediadores

Tres personas nativas de lengua búlgara, rumana y árabe son las que se encargan de salvar las barreras que supone desconocer el idioma a los inmigrantes recién llegados.

De las personas de lengua árabe que solicitan ayuda la mayoría proceden de Marruecos y Argelia.

Este servicio lo presta la organización social Desod por medio de una subvención del Ayuntamiento.

«Uno de los problemas más importantes que tienen los inmigrantes es la obtención de la residencia», comentó a 20 minutos.es Elena Parrilla, abogada que trabaja en Desod.

Además, explicó que muchos de los que tienen permiso de trabajo se encuentran con problemas debido a que sus jefes se aprovechan y les pagan menos dinero del que les correspondería.

Otro de los asuntos en los que piden asesoramiento es a la hora de solicitar una hipoteca, ya que muchas veces las condiciones que les ofrecen «no son las mejores», destacó Parrilla.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento