Un 33% más de familias vallisoletanas renegocian su hipoteca

  • La cesta de la compra y la subida del euríbor tienen la culpa.
  • Más de 3.000 hogares pidieron socorro a los bancos durante 2007.
  • CONSULTA MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID.

El apretón que vive la economía mundial y las continuas subidas del euríbor dejan temblando a muchas familias que tienen que hacer bien las cuentas para llegar a fin de mes.

Sin embargo, no basta con sujetar los gastos, hay que buscar ayuda en el banco y la solución, para algunos, es renegociar la hipoteca.

El año pasado 2.533 hogares vallisoletanos revisaron sus préstamos, según datos del Instituto Nacional de Estadística . Y se nota que la cosa va mal, porque son un 33% más que en 2006, cuando lo hicieron 1.897 personas.

Renegociar la hipoteca permite reducir los tipos de interés o alargar los plazos en el tiempo para que baje la cuota mensual que se paga. La crisis es una de las razones, pero también entra en juego la competencia que existe entre los bancos, que mejoran cada vez más sus ofertas para quitarse clientes.

«Les interesa atender las peticiones de sus clientes a la hora de cambiar las condiciones de la hipoteca para no perder cuota de mercado y evitarse así la morosidad», asegura el responsable de la Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas (Ausbanc) , Álvaro González-Astolfi.

Otros, en vez de negociar con su banco, prefieren cambiarse directamente a otra entidad dispuesta a ofrecerles mejores condiciones. 849 vallisoletanos lo hicieron así el año pasado, el doble (414) que en 2006.

Cada banco estudia los casos que le llegan y, aunque no están obligados a modificar el préstamo, suelen hacerlo, según varias entidades consultadas. Prefieren ajustarse a las peticiones de los clientes, que tener que llegar al extremo de acudir a los juzgados para reclamarles la deuda. Algo que ocurre a partir del tercer mes de impago.

Consejos para negociar

Oferta por escrito. A la hora de refinanciar la hipoteca, antes de firmar nada, Ausbanc aconseja pedir al banco una oferta por escrito, ya que las condiciones que finalmente recoja el contrato pueden ser diferentes a las escuchadas de viva voz.

Ojo al tipo de interés. También hay que estar pendientes del tipo de interés que se fija y del plazo total de amortización de préstamos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento