Crepes de avena sin huevo y con chocolate
Crepes de avena sin huevo y con chocolate  EMMA GARCÍA

Seguimos probando recetas de crepes, unos de esos postres, desayunos o merciendas que siempre funciona. O, mejor dicho, una base perfecta para cualquier rellleno dulce o salada que se nos ocurra.

Esta vez vamos a probar con harina de avena y una versión de crepes sin huevo. La harina de avena podemos comprarla ya lista o podemos simplemente triturar copos de avena con un robot de cocina. Si a la harina añadimos leche y algún tipo de endulzante (si es que queremos usar) ya tendremos todos los ingredientes para preparar unos sencillos crepes de avena.

Nosotros hemos preparado un relleno de chocolate con leche pero podemos usar cualquier tipo de chocolate o el relleno que más nos guste. Y, como decíamos, también podemos hacer versiones saladas simplemente prescindiendo del endulzante en la masa.

Amantes de la cocina y de las recetas ricas

Grupo Cerrado Unirte al grupo

¿Te gusta la cocina y comer rico? ¿Tu mayor hobbie es cocinar? Da igual que te creas Estrella Michelín, seas amateur o que no sepas freír un huevo, co...

Amantes de la cocina y de las recetas ricas

Grupo Cerrado Unirte al grupo

¿Te gusta la cocina y comer rico? ¿Tu mayor hobbie es cocinar? Da igual que te creas Estrella Michelín, seas amateur o que no sepas freír un huevo, co...

Amantes de la cocina y de las recetas ricas

Grupo Cerrado Unirte al grupo

¿Te gusta la cocina y comer rico? ¿Tu mayor hobbie es cocinar? Da igual que te creas Estrella Michelín, seas amateur o que no sepas freír un huevo, co...

Ingredientes

  • 200 gr. de harina de avena
  • 220 gr. de leche (puede ser de vaca o vegetal)
  • 30 gr. de miel
  • 30 gr. de cacao (opcional)

Preparación

Ponemos en el vaso de la batidora o robot de cocina todos los ingredientes. Trituramos bien hasta que no quede ningún grumo. Si la masa queda muy espesa añadimos un poco más de leche. Si por el contrario es muy líquida añadimos más harina. Tiene que quedar semilíquida para que al echar el crepe en la sartén y moverla se expanda con facilidad.

Engrasamos una sartén antiadherente (o una especial para crepes) con un poco de mantequilla o aceite suave. Echamos una porción de masa en el centro de la sartén con ayuda de un cucharón. Movemos la sartén para cubrir la superficie, o podemos echar menos masa si preferimos unos crepes más pequeños.

Cuando podamos separar la masa de las paredes le damos la vuelta y lo dejamos unos minutos más.

Fundimos el chocolate al baño María o al microondas con intervalos cortos y media potencia. Para servir rellenemos los crepes con el chocolate caliente. Así de fácil y rico.