Reunión de la Diputación Permanente
Reunión de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados. CONGRESO

El Gobierno someterá hoy sus "decretos sociales" a la aprobación del Congreso y medirá cómo de fuerte se mantiene la mayoría que invistió presidente a Pedro Sánchez. También comprobará si puede contar Ciudadanos. Ayer, solo el PDeCAT y Podemos con matices anunciaron un voto a favor.

Hasta que PNV y ERC anuncien sus intenciones, Sánchez no podrá sumar con los grupos que le llevaron a La Moncloa. Tampoco por el otro lado. El PP rechazará todos los decretos y Ciudadanos sólo ha adelantado el voto a favor de uno de los seis.

Aún así, fuentes del Gobierno afirmaban este martes que cuentan con los apoyos suficientes para sacar adelante los seis reales decretos-ley que se someterán hoy a la votación de la Diputación Permanente, los 65 diputados que sustituyen en época electoral a los 350 que conforman el Pleno.

A pesar de esta seguridad, ayer sólo Unidos Podemos, PDeCAT y el único diputado de Bildu garantizaron sus votos afirmativos –e insuficientes de momento– para aprobar medidas entre las que figuran la ampliación de las bajas de paternidad, ayudas por hijo para familias pobres, el subsidio para parados a partir de 52 años y medidas para paliar los elevados alquileres pero entre las que no se encuentra la principal que pedían los afectados, limitar las subidas abusivas.

Apoyo de Ciudadanos

El hasta ahora socio preferente del Gobierno, Unidos Podemos, que negoció el decreto de vivienda con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se ha resistido este martes a garantizar sin más sus votos a favor. Aunque su intención es votar que sí a los seis decretos, la formación morada se reserva hasta este miércoles la decisión de si se sumará a Ciudadanos y pedirá la tramitación parlamentaria. Es decir, que puedan ser enmendados, lo que supondría que el Gobierno podría sacar adelante los decretos, pero con modificaciones sobre sus planes iniciales.

Por su parte, PNV yERC mantenían ayer el suspense. Este martes, el apoyo de los nacionalistas vascos estaba todavía "en el aire·. Su candidato por Guipúzcoa, Joseba Agirretxea, afirmó que el sí dependerá de que las negociaciones de última hora con Sánchez "redunden en beneficios para Euskadi".

ERC, que ya tumbó junto a Podemos el primer decreto de vivienda, se negó también a adelantar el sentido de sus seis votos.

Por tanto, se mantiene hasta este miércoles el interrogante de Sánchez conserva la mayoría de los votos que obtuvo hace diez meses para convertirse en presidente y que podrían volver a ser clave para una eventual nueva investidura tras las elecciones del 28 de abril.

Como se esperaba, tampoco tendrá ningún apoyo por parte del PP, que votará en contra de los seis decretos. La directriz de su líder, Pablo Casado, ha sido rechazar también las medidas de contigencia ante el cada vez más probable 'brexit' sin acuerdo.

El secretario de Organización del PSOE preferiría que Ciudadanos y no los independentistas apoyaran una nueva investidura de Sánchez. De momento, ayer sólo estaban dispuestos a votar a favor del real decreto de igualdad, que incluye la ampliación de los permisos de paternidad que esta formación ha defendido. No obstante, pedirá tramitación parlamentaria para presentar enmiendas.

Futuro de los decretos

Las medidas de los seis decretos ya están en vigor tras su aprobación por el Consejo de Ministros. Pero su convalidación en la Diputación Permanente es imprescindible para que sigan con vida. Si hoy no superan la votación en el Congreso, decaerán y sólo habrán tenido efecto desde el día en que el BOE indicó para que entraran en vigor hasta mañana.

En el caso de la ampliación de los permisos de paternidad y de las ayudas por hijo a familias pobres, su duración se reduciría a un periodo récord de dos días, puesto que empezaron a ser de aplicación el lunes pasado.