Primer plano de la placa de Via Laietana en recuerdo de las torturas franquistas en la Jefatura de Policía Nacional, quemada.
Primer plano de la placa de Via Laietana en recuerdo de las torturas franquistas en la Jefatura de Policía Nacional, quemada. ACN

La placa que recuerda las torturas cometidas en la jefatura de policía de la Via Laietana durante el franquismo, que instaló el Ayuntamiento de Barcelona el pasado martes, día 26, y que apareció quemada el pasado día 28, ha sido repuesta por el consistorio.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ya anunció tras el ataque perpetrado contra el atril que sostiene la placa, situado frente la jefatura del Cuerpo Nacional de Policía de Vía Laietana, que la placa será repuesta "tantas veces como sea necesario".

El mismo día que apareció quemada, decenas de personas vinculadas a asociaciones de memoria histórica depositaron claveles en el atril durante una concentración de rechazo al ataque, que fue reivindicado por un grupo ultraderechista.

El ataque vandálico contra la placa se produjo tras las críticas de Cs y el PP, que cuestionaron su ubicación justo ante la Jefatura de la Policía Nacional.

También el sindicato policial SUP pidió su retirada argumentando que era una iniciativa "partidista que estigmatizaba el colectivo de la Policía Nacional".

El Ateneo Memoria Popular reivindica que el edificio de la Jefatura de la Policía Nacional sea cedido al Ayuntamiento de Barcelona o a la Generalitat para ubicar un espacio de memoria en recuerdo y homenaje a las personas represaliadas por el franquismo.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.